Oscar Moha

Para hacer contrapeso a las decisiones que pudieran tomar en el Senado de la República el grupo de legisladores encabezados por el Presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, y que vulnerarían la laicidad del Estado, el colectivo “República Laica” se reunió con él para conocer el alcance que han tomado los cónclaves que el morenista ha llevado a cabo con sacerdotes, pastores y rabinos.

Y es que en días pasados la senadora María Soledad Luévano Cantú armó el escándalo cuando dio a conocer una iniciativa donde proponía modificar la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Púbico para que las Iglesias pudieran gozar de algunos privilegios, lo cual a decir de Tagle y su grupo estarían violentando la Constitución, dando privilegios a las Iglesias y sus Ministros, principalmente a la Católica.

A decir de Roberto Blancarte, integrante de “República Laica” y experto sociólogo de la religión, el senador se comprometió a respetar el principio de separación entre el Estado y las Iglesias, a respetar la no discriminación y los derechos humanos. Pero no confían, sino que ya tienen agendadas varias entrevistas con legisladores de todos los partidos para exponer el temor fundado que existe de que el Presidente de la República tuviera la tentación de incluir en la vida pública la moral que tratan de imponer algunas corrientes de pensamiento, con las que comulga y quiere difundir e implantar a través de varias vías, como el reparto masivo de una Cartilla Moral.

Y es que la tentación de muchos pastores evangélicos es gozar de los privilegios que tuvo –tiene- el clero con los ex Presidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña. Uno de ellos ya logró entrar al Palacio Nacional y acaparar espacios en la prensa haciendo creer a la opinión pública que es el “pastor favorito de la 4T”. Sin embargo, hay otros que pretenden penalizar el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el uso recreativo de la mariguana, como si todo esto fuera una imposición para ellos y sus Iglesias.

Ya envalentonados, en Veracruz pastores identificados con los grupos Pro Familia llamaron a tomar el Palacio Legislativo para defender “la familia natural” y el “matrimonio entre hombre y mujer, como lo marca Le Biblia”. La semana pasada, cuando el tema de los matrimonios igualitarios se iba a discutir, pastores y feligreses se violentaron los ánimos en el recinto local y comenzaron a llamar por redes sociales a la toma “pacífica” de la Cámara para impedir que “el mal llegara a los veracruzanos”. Y a pesar de que sus argumentos bíblicos no son tomados en cuenta por jueces y legisladores, están replicando estas actitudes en los Estados donde también se decidirá en los recintos parlamentarios si se aprueban o se congelan estos temas.

Monreal Ávlia es muy hábil para los contrapesos políticos: está preparando una iniciativa, a nombre de Morena, para sancionar con el doble de cárcel a Ministros de Culto que cometan delitos sexuales e impedir que esas conductas tengan fecha de caducidad. Sabe que el fenómeno de la pederastia se da con frecuencia en las Iglesias.

Ante el incremento de denuncias por parte de feligreses que han decidido sacar a la luz pública que fueron objeto de abuso sexual cuando eran niños, o niñas, principalmente de sacerdotes, el legislador de Zacatecas ha instruido a la bancad de su partido Morena para que esa iniciativa pueda ser votada en el próximo periodo de sesiones.

La Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público indica en su Artículo 12 Bis que cuando se cometa un delito en contra de niñas, niños o adolescentes los Ministros de Culto, o asociados (líderes) y el personal que laboren en la Iglesia deberán informar de los hechos en forma inmediata a los padres de las víctimas o tutores y de manera inmediata a las autoridades correspondientes la probable comisión de un delito cometido en ejercicio de su culto o en sus instalaciones.

Sin embargo, esta disposición ha sido ignorada por parte de las autoridades eclesiales de muchas denominaciones. El encubrimiento se multiplicó, por lo que la iniciativa deberá contemplar además sancionar a quien encubra o trate de proteger a los presuntos violadores.

El Secretario de la Conferencia del Episcopado de la Iglesia Católica, Alfonso Miranda Guardiola, dice que hay 101 sacerdotes procesado por haber cometido delitos del orden sexual contra niños. En realidad, no son todos. Hay muchos más. Faltan las denuncias, pero habrán de salir poco a poco. Como también en las Iglesias Evangélicas.

PALABRA DE HONOR: La Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, dice también que van contra cualquier delito de los que se cometan desde las Iglesias o por Ministros de Culto. No hay impunidad celestial. Hagamos votos porque así sea.

Compartir