Compartir

AFP

El presidente Donald Trump defendió su controvertido despliegue de miles de tropas en la frontera entre Estados Unidos y México, y confirmó que permanecerían en el lugar «el tiempo que sea necesario».

«Tenemos una tremenda fuerza militar en la frontera sur, tenemos un gran número de personas que intentan ingresar a nuestro país», dijo a los periodistas en la Casa Blanca antes de una visita a California.

«Ellos construyeron grandes cercas, construyeron una cerca muy poderosa», agregó.

Unos 5,900 soldados en servicio activo están ahora estacionados a lo largo de la frontera, un despliegue contencioso en apoyo de las fuerzas civiles que Trump ordenó antes de las recientes elecciones de medio término.

Los opositores han criticado el costo y la utilidad de la operación, descartándola como un truco político.

Unos 2,100 más o menos de la Guardia Nacional han sido desplegados para apoyar las operaciones en la frontera, llevando la presencia militar total a unos 8,000.

Compartir