Compartir

Elizabeth Hernández

En las próximas 48 horas, sin que nada pueda detenerlo, la cifra oficial de personas enfermas  por Covid-19 en México superará el millón de casos. Los datos presentados diariamente por las autoridades de salud señalan que, al menos con las estimaciones, esta marca se rebasó el 21 de octubre, pero dos modelos internacionales apuntan a que el número real de contagios en el país roza los 35 millones.

Los cálculos del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud de Estados Unidos (IHME) estiman que 39.3% de los habitantes en México, es decir 50 millones de personas, habrán enfermado por Covid-19 al 1 de marzo si las condiciones actuales se mantienen, e incluso con el desarrollo completo de una vacuna, la cifra podría no ser muy lejana debido al reto en su distribución.

En el panorama más cercano, el cambio en la positividad reportado en las últimas semanas, también da indicios de un repunte en los contagios que influyó en la velocidad en las que se sumaron los últimos miles de casos antes de llegar a un millón de enfermos; de hecho, tomó 17 días, dos menos que la última ocasión en la que se agregaron 100 mil casos al total nacional.

La segunda ola de contagios tomó fuerza en estados como Chihuahua y Durango, que tuvieron que retroceder al nivel máximo de riesgo epidemiológico en las semanas pasadas; sin embargo, la Ciudad de México retomó el primer puesto en casos activos al reportar 15 mil 566 contagios de este tipo hasta el 31 de octubre, situación que ha puesto a la entidad al borde del semáforo rojo.

Por aumento porcentual de la pandemia activa, Aguascalientes presenta la situación más crítica con un incremento del 47.6% entre la penúltima y antepenúltima semana, cifra que representa 532 casos más que los reportados 14 días atrás del periodo mencionado.

Al superar esta marca, México se convierte en el décimo primer país en el mundo, y el quinto en el continente, en sumar más de un millón de casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, que a nivel global ha dejado un saldo de 1 millón 300 mil defunciones y más de 53 millones de enfermos.

Compartir