Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

A tres años del sismo de 8.2 grados que azotó a Oaxaca y en menor medida a Chiapas, el 7 de septiembre de 2017, aún hay varios compromisos pendientes con los damnificados, cuyas casas, templos, aún presentan estragos de aquel movimiento telúrico.

Entre sus manifestaciones más recientes, los damnificados protestaron frente a las instalaciones del Banco de Bienestar de Juchitán para exigir la entrega de recursos que la Federación les hace llegar para reconstruir sus hogares.

En aquella ocasión manifestaron su descontento ante la tardanza en la distribución de los apoyos y acusaron falta de sensibilidad por parte de las autoridades.

Hace unos días, el gobernador de la entidad, Alejandro Murat participó en la entrega de la restauración de la Catedral de Huajuapan de León, la cual sufrió daños estructurales a causa del sismo.

Junto con la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, informó que esta restauración tuvo un costo de 8.8 millones de pesos, y que las labores estuvieron a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Durante el evento, al mandatario estatal destacó que más de 60 mil viviendas han sido reconstruidas en la entidad, mientras que 20 mil más fueron consideradas como pérdida total.

Añadió que para este año se habrán concluido 2 mil escuelas reconstruidas.

La Jornada reportó que al finalizar el sexenio pasado habían más de 5 mil damnificados, y pese a la llegada de un nuevo presidente, hay avances pero también quedan muchos pendientes y poco más de 100 familias que no han recibido apoyo.

A esta situación se suma los sismos recientes ocurridos en la entidad, siendo el más próximo el de Oaxaca, cuya intensidad fue de 7.5 grados el cual dejó más de una docena de decesos. CJG

ES DE INTERÉS |

Compartir