Foto: AFP

Compartir

AFP

RÍO DE JANEIRO, Brasil. El alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, que lucha desde hace un año contra el cáncer, anunció el sábado que dio positivo al nuevo coronavirus, pero aseguró que seguirá dirigiendo a la ciudad más grande y más golpeada de Brasil.

«Hoy di positivo a la prueba del coronavirus. Estoy bien. No hay síntomas», dijo en Instagram.

En un video publicado en la misma red social, reveló que recibió este resultado tras una prueba de rutina, después de haber dado negativo cuatro veces antes.

«La recomendación de mi médico, como no tengo síntomas, es que me quede en casa. No hay necesidad de dejar mi trabajo, podré seguir haciendo reuniones en línea», añadió el alcalde de 40 años, al señalar que deberá permanecer aislado durante unos 10 días.

Al inicio de la pandemia, Covas instaló una cama en su oficina de la alcaldía para poder estar disponible 24 horas y ocuparse de la crisis sanitaria que afecta a 12.2 millones de sus gobernados.

En octubre, le detectaron un grave cáncer del tracto digestivo. Después de muchas sesiones de quimioterapia, tuvo que empezar la inmunoterapia el 26 de febrero, el día en que Sao Paulo registró el primer caso confirmado de Covid-19 en Brasil.

«Nunca pensé en dejar mi trabajo, porque en ningún momento los doctores pensaron que fuera necesario», dijo el político en una entrevista con la AFP hace tres semanas.

El estado de Sao Paulo, cuya capital es la megalópolis del mismo nombre, es el más rico y poblado de Brasil, pero también el más afectado por la pandemia, con 172,875 casos confirmados y 10,581 muertes, según el último informe oficial.

Esto no impidió que Covas autorizara esta semana una reapertura gradual de los negocios, debido a la reciente disminución de la tasa de ocupación de las camas de cuidados intensivos. NR

Compartir