Security personnel use umbrellas to cover Czech Republic's President Milos Zeman, top left, during his speech commemorating the 1989 anti-communist Velvet Revolution in Prague, Czech Republic, Monday, Nov. 17, 2014. During the ceremony protesters booed and pelt objects such as sandwiches, tomatoes and eggs towards the Czech President to protest his demeaning of importance of human rights, a pro-Russian stance in the conflict in Ukraine, using vulgar language and recently downplaying the brutal use of force by police 25 years ago. (AP Photo/Petr David Josek)

Compartir

ejecentral
Foto | AP

Foto | AP

El presidente de Alemania, Joachim Gauck, fue alcanzado hoy en Praga por un huevo que en realidad iba dirigido contra el jefe del Estado checo, Milos Zeman, durante las conmemoraciones de la llamada Revolución de Terciopelo.

 
Zeman era hoy anfitrión de sus homólogos del llamado Grupo de Visegrado, integrado por República Checa, Eslovaquia, Hungría y Polonia, a los que se sumó Gauck.

 
Juntos asistieron a varios actos conmemorativos de la Revolución de Terciopelo, el proceso pacífico de transición del comunismo a la democracia ocurrido hace 25 años.

 
El incidente tuvo lugar en el campus universitario de Albertov en Praga, donde se inauguró una placa conmemorativa de las marchas estudiantiles de noviembre de 1939, contra el nazismo, y de 1989, contra el comunismo.

 
En el momento de la agresión, Gauck estaba en un podio junto al presidente checo, el húngaro János Áder, el polaco Bronislav Komorowski y el eslovaco Andrej Kiska.

 
Según declaró a la prensa un portavoz de la Presidencia checa, Gauck decidió continuar con el programa de su visita oficial a Praga tras el incidente.

 
Zeman ha generado gran polémica en la República Checa por minimizar la importancia de las protestas estudiantiles que iniciaron hace 25 años los cambios políticos en la entonces Checoslovaquia.

Compartir