Compartir

Bet Birai Nieto

Uno de los pilares clave de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) es la defensa colectiva. Pero en la actualidad, el aumento del gasto militar tanto en Rusia como en China han hecho que varios gobiernos integrantes de este grupo de aliados aumenten su gasto en defensa, hasta alcanzar o superar el umbral del 2 por ciento.

Entre los gastos que se incluyen en las aportaciones son los salarios del personal civil, gastos generales del funcionamiento del cuartel general de la OTAN, además de la ejecución de comandos estratégicos, operaciones conjuntas, sistemas de alerta temprana y radares; entrenamiento, sistemas de comunicaciones de defensa, puertos, aeródromos y suministros de combustible.

Según un informe de la OTAN, entre los 30 miembros, 14 de ellos mantienen 97.8% del presupuesto de defensa conjunta; aunque Estados Unidos representa más de dos tercios del total, es decir que su gasto estimado es de 811 mil millones de dólares.

El segundo país con mayor presupuesto en defensa es Reino Unido con un aporte de 6.2% a la Alianza. A partir del décimo puesto ningún país aporta más de 1% al gasto en defensa de la OTAN. Después de ellos, el gasto total de los 13 países siguientes sólo se limita a 28.7 por ciento. 

En el extremo opuesto de la tabla, Luxemburgo tiene los niveles de gasto más bajos en relación al PIB de la OTAN, con 0.57% (es decir, 474 millones de dólares); seguido de España, que se prevé que invierta en defensa 14.875 millones de dólares, gasto que representa 1.02% de su Producto Interior Bruto.

El dato. En 2018, el expresidente Donald Trump criticó a varios estados miembros de la OTAN por no cumplir con el compromiso de gasto en defensa de 2% del PIB que se tiene fijado.

En total, los gastos de defensa que estima esta alianza política transcontinental suman tres mil millones de dólares al año, por lo que la coalición mantiene mecanismos preestablecidos para dividir los costos en partes iguales.

Aunque los países pueden tener diferentes opiniones sobre la cantidad exacta que cada uno debe contribuir, el aumento de los gastos es una señal de que la OTAN sigue siendo una prioridad para el futuro cercano, cita el informe.

La guerra desatada por Rusia contra Ucrania, y frente al nuevo orden mundial que ésta desataría, coloca a la OTAN en un nuevo capítulo de influencia y capacidad en el mundo, de allí que se entienda los aumentos que ha propuesto el gobierno de Joe Biden en materia de defensa para el organismo, proponiendo casi 7 mil millones de dólares adicionales para la “lucha contra la agresión rusa” a Ucrania, así como mil millones extra para la asistencia para Kiev. 

SIGUE LEYENDO:

Analítica | La (interminable) crisis del turismo

Analítica | 840 mil millones de dólares por minuto

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir