Compartir

ejecentral

El gobernador de Guerrero, Ángel Heladio Aguirre, se metió en un problema con la PGR al enfrentarse a declaraciones con el procurador general Jesús Murillo Karam, en el tema de los cuerpos encontrados en las fosas clandestinas en Iguala. Demasiada intensidad entre los dos políticos, en medio del acalorado entorno que hay hoy en Guerrero. Don Ángel Heladio tratará de hacer las pases este martes con la PGR en la ciudad de México, donde hablará con la subprocuradora de Procedimientos Penales Victoria Pacheco, sobre los peritajes de la controversia. Pero no se regresará a Acapulco, donde despacha, sino se quedará en la ciudad de México donde participará el miércoles en una reunión en la Secretaría de Gobernación, con funcionarios de la PGR y aparentemente con legisladores federales.

Compartir