Compartir

Elizabeth Hernández

El martes los estadounidenses no sólo votaron por el próximo presidente de este país; a estas elecciones se sumó una serie de 120 consultas, realizada en 32 estados, para modificar leyes locales referentes a diversos temas como el aborto, impuestos, educación, e incluso, el uso de diversas drogas como marihuana, cocaína y agentes psicodélicos.

Después de las votaciones, Oregón se convirtió en el primer estado de ese país en permitir el uso terapéutico de las psilocibinas, una droga alucinógena que proviene de los hongos, y que ha probado ser efectiva en tratamientos contra enfermedades mentales como el trastorno bipolar, la depresión crónica, la anorexia e, incluso, la adicción, según reportes del centro de investigaciones de la medicina psicodélica de la Universidad Johns Hopkins.

Oregón también suavizó lo criminalización en el uso de algunas drogas duras como la cocaína, heroína y metanfetaminas al permitir que usuarios detenidos con pequeñas cantidades de estas sustancias, en lugar de ir a juicio y enfrentar tiempo de prisión, paguen una multa de 100 dólares y se inscriban a un programa de rehabilitación para las adicciones.

El Distrito de Columbia, sede del poder político en los Estados Unidos, también votó por suavizar las medidas en contra de las drogas psicodélicas como los hongos al pasar una iniciativa en la que las investigaciones y arrestos relacionados con estas sustancias deben ser de mínima prioridad.

Otros estados que se sumaron en esta votación a la despenalización de la marihuana recreativa son Montana, Arizona, Nueva Jersey y Dakota del Sur, mientras que este último y Misisipi también aprobaron el uso medicinal de esta planta.

Compartir