Compartir

Jose Luis Camacho

El Congreso de la Unión ha dado inicio al último período de sesiones ordinarias de la LXII Legislatura, el cual lejos de carecer de importancia o ser de mero trámite, guarda la mayor importancia ante el tratamiento de los temas que más preocupan a la sociedad. Me refiero a la seguridad y combate de la corrupción.

En ambos temas los legisladores federales han trabajado intensamente, construyendo los consensos que permitirán que entre febrero y abril salga adelante la iniciativa presidencial en materia de mandos únicos policiales flexibles, así como de apoyo a los gobiernos municipales con pleno respeto a su autonomía, en caso de encontrarse amenazados por el crimen organizado.

Es cuestión de días para que estas propuestas vean la luz.

En materia de combate a la corrupción y la impunidad, esta semana el hecho que llamó la atención fue el protagonizado por Marcelo Ebrard, quien a pesar de haber sido congresista desconoció los cánones legislativos y pretendió irrumpir en la sesión de la Comisión Especial que busca saber el destino de los recursos federales destinados a la construcción de la Línea 12 del Metro.

Cuanta oportunidad tuvo, Marcelo Ebrard pretendió dar a entender que esta Comisión lo investigaba a él y que no le había permitido expresar lo que a su derecho convenía. Sin embargo, estas aseveraciones no son exactas.

Ello lo dejó en claro Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien dando muestra de su capacidad y experiencia aclaró que la Comisión Especial no había cobrado vida para investigar al ex jefe de gobierno capitalino, sino a las instituciones responsables de la construcción de la Línea 12 del Metro. Asimismo, el líder de los priistas dejó en claro que el informe emitido por dicha Comisión Especial no es el final, sino el primero de una serie de reportes que realizará hasta el 30 de agosto próximo, cuando la presente legislatura fenezca y con ella esta Comisión Especial.

Con esta aclaración se echan abajo los argumentos de Ebrard, quien sostiene que se quebrantó su derecho de audiencia al no haberle dado la voz en la reunión de la Comisión, posibilidad que legalmente no existía, puesto que en el orden del día no se encontraba contemplada la presencia y mucho menos la intervención de Ebrard y no se cumplía con la formalidad que se requiere para que un órgano parlamentario dialogue con un particular, puesto que Ebrard ya no es servidor público.

Los argumentos y expresiones de Ebrard, así como de los legisladores que le hicieron el caldo gordo evidenciaron que ellos lo que defendían no son los millones de usuarios que diariamente se ven afectados por la suspensión en el servicio de 12 estaciones del Metro, sino los intereses de la camarilla que durante la pasada administración del D. F. se beneficiaron del poder público.

Éste es un buen ejemplo de la corrupción y de la impunidad que ya no deben existir en el país, y las y los diputados federales están poniendo el ejemplo de proceder con responsabilidad para desentrañar el obscuro manejo de 45 mil millones de pesos que resultó en una mega obra que no funciona y que es muy probable que tenga que tirarse en parte para componerla.

Estaremos muy atentos a lo que tenga que decir este viernes el ex jefe de gobierno de la capital, durante la reunión que sostendrá con diputados federales y en la que seguramente no será un día de campo para él.

Por los Corrillos…

 

Este viernes el presidente nacional del PRI, Cesar Camacho, presenta la publicación La Constitución Transformadora, obra que no sólo destaca el texto de las reformas constitucionales que el Presidente Enrique Peña Nieto ha impulsado, sino también el comentario de las y los legisladores federales del PRI que participaron en ellas, así como de 7 destacados especialistas en cada una de las materias. Asimismo, la presentación de este libro será el marco para el anuncio de la creación de la Comisión Nacional del PRI para la Conmemoración de la Constitución de 1917, que será presidida por el Maestro Rodolfo Echeverría Ruíz.

Compartir