Hannia Novell

La crisis sanitaria en México provocada por la Covid-19 nuevamente alcanza niveles preocupantes. Una tercera ola de contagios amenaza a varias entidades federativas y la campaña de vacunación oficial avanza a paso lento con millones de vacunas almacenadas.

Mientras en Estados Unidos, el gobierno mete el acelerador para lograr la meta de vacunación, el presidente Andrés Manuel López Obrador se niega a aceptar el apoyo de la iniciativa privada para agilizar la logística y así lograr la inmunización de rebaño, indispensable para amortiguar los efectos mortales de la pandemia.

Aunque ninguno de los estados del país está en semáforo rojo, los contagios se multiplican. Hasta el 26 de junio, permanecían en semáforo amarillo la Ciudad de México, ocho mil 784 casos activos; Veracruz, con mil 107; Sonora, con mil 379 y Sinaloa, mil 158 casos activos. 

En naranja están Baja California Sur, con dos mil 909; Tabasco con dos mil 648; Yucatán, con dos  mil 227; Quintana Roo, mil 749; y Tamaulipas, mil 665 casos activos de Covid-19.

Una vez que pasaron las elecciones, las brigadas de vacunación bajaron el ritmo en la aplicación de las inmunizaciones pese a que persisten graves riesgos a la salud y a la vida de millones de mexicanos. 

Según el Informe Técnico Covid-19, correspondiente al domingo 27 de junio, 30 millones 78 mil 813 personas han sido vacunadas; pero de ellas, 11 millones 125 mil 560, es decir, el 37%, tienen sólo una dosis. Quienes ya cuentan con el esquema completo de vacunación sólo son 18 millones 953 mil 253 personas.

Desde el inicio de la pandemia y hasta el pasado domingo, la Secretaría de Salud ha reconocido dos millones 507 mil 453 casos de coronavirus confirmados y la muerte de 232 mil 608 personas, aunque la Universidad de Washington sostiene que el número de muertes en México podría ascender a 621 mil 962.

Nuestro país estaría ocupando el quinto lugar a nivel mundial en decesos, con miles de nuevos contagios y cientos de muertes diariamente, y las vacunas que pueden salvarle la vida a los mexicanos se encuentran almacenadas. Datos de las secretarías de Salud y de Relaciones Exteriores confirman que, sólo el 12 de junio, México tenía más de siete millones de dosis almacenadas.

El presidente López Obrador niega el uso electoral de las vacunas y acusa a los medios de mala fe, pero se ha documentado que los récords de inmunizaciones se registraron antes del domingo 6 de junio. Un total de 816 mil 380 vacunas inyectadas el miércoles 2 de junio, más de un millón el jueves 3 y más de 900 mil el viernes 4 de junio.

Después de esa fecha, todo se volvió lento y pausado. Sólo el caso de Baja California fue la excepción, al lograr la vacunación de más del 90 por ciento de la población adulta, en sólo una semana. 

La dedicación de Rosa Icela Rodríguez en la logística de vacunación del estado fronterizo, la distrajo de sus responsabilidades en la Secretaría de Seguridad Ciudadana y las consecuencias son las masacres registradas en Tamaulipas, Guanajuato y Michoacán.

López Obrador sigue alicaído por la estrepitosa derrota electoral de Morena en la Ciudad de México y el canciller Marcelo Ebrard está preocupado por el impacto de la tragedia de la Línea 12 del Metro en sus aspiraciones presidenciales. 

El caso es que miles de mexicanos requieren un documento oficial, que acredite el esquema completo de inmunización y el Gobierno de México sigue sin reaccionar. Urge un certificado de vacunación, pero parece que éste aún no se prevé. 

Síguenos en @EjeOpinion

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir