Foto: Victoria Valtierra/Cuartoscuro

Compartir

AFP

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró 2018 con una pérdida anual de 15.63%, la mayor en una década, arrastrada por los mercados mundiales y por la incertidumbre tras la llegada a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

El mercado bursátil mexicano registró este lunes, su última jornada, una ganancia de 0.44%, equivalente a 181,12 unidades, pero en el año tuvo un retroceso de 7, 714.15 unidades y su principal indicador, el Indice de Precios y Cotizaciones, se ubicó en 41, 640.27.

Este lunes, el mercado cerró con una ganancia de 0.53%, equivalente a 221.5 puntos y en la jornada se intercambiaron 103.5 millones de títulos.

De acuerdo con estadísticas de la Bolsa, esta es su mayor caída desde 2008, cuando retrocedió 24.23%. El mercado mexicano registró además su peor trimestre en 17 años al acumular una pérdida del orden de 16.00%.

En 2017, el mercado mexicano cerró con un avance de 8.1%.

En 2018, la Bolsa se vio impactada por las tensiones entre potencias mundiales como China y Estados Unidos, y por el menor crecimiento de la economía estadounidense, de la que México depende fuertemente al ser el destino de más de 80% de sus exportaciones.

Las bolsas estadounidenses también cerraron el año con pérdidas: el Dow Jones perdió 5.6% y el Nasdaq 3.9%.

Pero también factores de política interna han impactado al mercado bursátil mexicano, en el que persiste un fuerte nerviosismo desde el triunfo en las elecciones de julio de López Obrador, quien asegura que desmantelará el modelo económico neoliberal.

En contraste, el peso mexicano cerró estable al perder en el año un centavo frente al dólar, para cotizarse en 19.66 contra 19.65 del cierre de 2017, Banco de México (central).

En ventanillas de bancos privados, la divisa estadounidense se vendía en 19.95, según la cotización de Citibanamex.

Durante el año, la divisa mexicana llegó a cotizarse en torno de los 21.00 por dólar.

Compartir