Pesimismo sobre el futuro desalienta a mexicanos para tener hijos: OCDE

14 de Julio de 2024

Pesimismo sobre el futuro desalienta a mexicanos para tener hijos: OCDE

tener hijos

Foto: Canva

Foto: Canva

Un informe del organismo internacional revela que la mitad de la población mexicana opina que cuando los niños crezcan estarán en peor situación económica que sus padres

Hace 10 años, 40% de los mexicanos pensaba que los niños no tendrían progreso cuando crecieran; actualmente, el pesimismo subió ocho puntos y 48% de los encuestados opina que cuando los chiquillos de hoy crezcan, estarán en peor situación económica que sus padres, lo que los desalienta a tener hijos.

Este viernes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó un estudio en el que alerta sobre la tendencia a la baja que muestra la tasa de fecundidad en el mundo y ofrece algunas de las posibles razones por las que los jóvenes ya no desean tener descendencia o aplazan demasiado la paternidad.

La edición 2024 del reporte “La sociedad en un vistazo” revela que, a escala global, la tasa de fertilidad cayó de 3.3 hijos por mujer en 1960 a solo 1.5 hijos por mujer en 2022, en promedio en los países de la OCDE.

Según el reporte, este descenso está muy por debajo del “nivel de reemplazo” de 2.1 hijos por mujer necesario para mantener constante la población en ausencia de migración. La tasa total de fertilidad en México es de 1.8 hijos por mujer en 2022; la más alta la tiene Israel (3.0 hijos), mientras que la más baja la presenta Corea (0.7 hijos).

Entre los integrantes de la OCDE, México es el sexto país con los mayores niveles de preocupación sobre el costo de la vida, lo que podría disuadir a los jóvenes para tener descendencia.

Según el reporte, entre 82 y 95% de los encuestados confiesan estar angustiados por la inflación y el costo de la vida, por la seguridad nacional, el estado de la educación después de la pandemia de Covid-19, la falta de acceso a la salud mental, la escasez de fuentes de trabajo y el cambio climático.

Una de las hipótesis del estudio es que el desánimo de los jóvenes del mundo para tener hijos se refleja en que, a nivel mundial, ha crecido el porcentaje de jóvenes de entre 20 y 29 años que viven en la casa de sus padres. No obstante, México camina en sentido contrario.

El documento de la OCDE revela que en 2006, 52% de los adultos jóvenes vivían con sus papás, porcentaje que bajó a 46% en 2022.

En este renglón, los primeros lugares los ocupan Corea (81% de los jóvenes vive con sus papás), Italia (79%) y Grecia (78%). En el otro extremo están, Dinamarca (10% de los jóvenes de entre 20 y 29 años no han salido de la casa paterna), Suecia (11%) y Finlandia (13%).

“Las bajas tasas de fertilidad podrían provocar una disminución de la población a partir de la próxima década, y las muertes superarían a los nacimientos por primera vez en al menos medio siglo. También se prevé que el número de personas de 65 años o más por cada 100 personas en edad de trabajar se duplique de 30 en 2020 a 59 en 2060 en toda la zona de la OCDE”, alerta el estudio.

La reducción de la población económicamente activa, según el texto, podría llevar al envejecimiento de las sociedades, lo que ejercería importantes presiones sociales y económicas sobre los gobiernos, en particular para aumentar el gasto en pensiones y servicios de salud.

En este contexto, México es uno de los países de la OCDE más estresados por el porvenir, lo que resta incentivos para que los jóvenes se animen a tener familia.

El reporte señala que 65% de los mexicanos entrevistados están preocupados por la capacidad de su hogar para pagar los cuatro artículos esenciales (alimentos, vivienda, energía doméstica y deudas).

Al mismo tiempo, 92% de los mexicanos piensa que el gobierno debería estar haciendo más o mucho más para garantizar su seguridad económica y social y su bienestar.

NM

Te Recomendamos: