Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Por las variables que han surgido en el consumo de la leche de vaca, intolerancia a la lactosa, así como por la propia moda saludable, las leches alternativas vegetales han llenado los estantes en los supermercados. Cada día hay marcas nuevas y nuevos productos, pero el chiste es elegir lo que más te conviene.

ALMENDRALeche de Almendras

Es una gran opción para quienes cuidan su salud, ya que no contiene lactosa ni gluten. Ayuda en la disminución de los niveles de colesterol definido como malo, es rica en ácidos grasos esenciales, por lo que es óptima para personas con dificultades para la digestión. Es una gran fuente de potasio, calcio, vitamina E, Vitamina B, magnesio, fósforo y zinc, además ayuda a mantener bajos los niveles de calorías, grasas y ácidos esenciales para el sistema cardiovascular. Sin embargo, como contraindicación, los expertos aseguran que puede perjudicar el funcionamiento de la tiroides al inhibir la absorción del yodo en  el cuerpo.

COCOLeche de coco

Esta bebida se deriva de la pulpa del coco, mas no con el agua, y es una buena alternativa que ayuda en la reducción de la presión arterial por el potasio que contiene. También cuenta con hierro, magnesio que beneficia a los músculos, fibra, selenio que reduce la inflamación de las articulaciones, vitamina C, zinc, y fósforo. Este producto no es indicado para personas con obesidad, ya que tiene un alto contenido calórico y su consumo puede hacer que se incremente el peso. Las personas que experimentan colesterol alto, arterioesclerosis y enfermedades del corazón deben consultar a su doctor, pues esta leche contiene grasas saturadas que no son buenas para su salud.

SOYALeche de soya

Es producida con las semillas de soya y agua; sus propiedades son similares a la leche de vaca: es rica en proteínas, calcio, no contiene grasas saturadas y es baja en calorías. No tiene gluten ni caseína, pero contiene vitamina A, B, hierro, rivoflavina, folatos, citamina B12, lecitina, potasio y magnesio. Previene el cáncer de próstata por ser rica de la hormona fitoestrógeno, regula el colesterol, mejora la digestión y aumenta los niveles de energía. En sus contraindicaciones, existen reportes que aseguran contiene genisteína, una proteína que altera el páncreas y tiroides.

ARROZLeche de arroz

Esta popular bebida tiene bajo nivel de grasas saturadas, es de fácil digestión y es generosa con quienes tienen problemas estomacales. Proporciona nutrientes esenciales por el salvado y germen del grano de arroz.

También estimula el sistema inmune y por sus flavonoides es buena para el sistema circulatorio, así como para el corazón. Es rica en magnesio y selenio y baja en proteínas, pero cuidado al consumirla, ya que cuenta con un alto índice glucémico. No contiene gluten, ni colesterol y es pobre en contenido de vitaminas y vegetales.

AVENALeche de avena

Sus calorías con similares a la de vaca, su contenido proteico es muy bajo, compartiendo la misma cantidad de grasa que la leche semidescremada. Aunque esta bebida no contiene calcio, muchas marcas lo tienen añadido para generar un beneficio. Es alta en fibra, rica en magnesio, fósforo, vitamina A, B y E, rica en hierro, ácido fólico y fitoquímicos que previenen problemas cardiacos. No contiene colesterol y es baja en grasas saturadas.

Aporte nutricional de la leche entera de vaca y las leches mencionadas:

Compartir