Compartir

ejecentral

Hay una elevada expectativa en el Congreso de Guerrero este lunes, cuando según anunció la semana pasada, el gobernador Ángel Heladio Aguirre propondrá una consulta popular que los guerrerenses decidan si le revocan o no el mandato. La curiosidad entre los legisladores obedece a cómo presentará Aguirre la solicitud, si es que lo hace, por la sencilla razón que no hay ninguna ley para que haga la consulta popular o entre en un proceso de destitución. Jorge Camacho, el diputado panista que deberá recibir el documento se sumó a la extrañeza de muchos por el lance del gobernador. Camacho dice que aún así don Heladio puede aprovechar que el PRD es mayoría en el Congreso local para hacerles unas triquiñuelas, aunque anticipa, se procedería a una controversia constitucional que terminaría en la Suprema Corte. Oséase, don gobernador habrá ganado todo el tiempo que a través de trampas y sofismas.

Compartir