Compartir

Jonathan Nácar

Vigilar el tránsito vehicular, monitorear campos de cultivo, rastrear a personas extraviadas o atrapadas entre escombros, transportar medicamentos, agua o pequeños víveres; así como recopilar información (imágenes e incluso audio) de lugares de difícil acceso, son entre otros, los muchos usos y aplicaciones que los vehículos aéreos no tripulados, mejor conocidos como drones. 

 Un dron no es otra cosa que la posibilidad de poder ver más allá de tu línea de visión, y depende del tipo, equipamiento, y la capacidad de autonomía, que se refiere al tiempo que puede mantenerse volando y a cuánta distancia de su operador, el costo que tendrá”, sostuvo José Luis Calderón González, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMES). 

›Al menos cada cinco meses, explicó a ejecentral el también miembro de ASIS internacional, la tecnología en cuanto drones se actualiza. Los usos para este tipo de aeronaves es muy diverso, y varían en tamaño, desde una cajetilla de cigarros, o superar los 11 metros de longitud; así como el equipo que pueden portar, desde cámaras hasta armas.

En la mayoría de los países en los que su uso se ha vuelto cotidiano se han establecido ya leyes y reglamentos para su uso, ya que pueden invadir la privacidad o hasta operaciones de seguridad; tal y como ocurrió en diciembre de 2019, en el aeropuerto de Londres, el cual frenó durante dos días sus operaciones, afectando a 120 mil personas, debido a la presencia de drones en las pistas.

Israel, por ejemplo, en enero pasado puso a prueba un nuevo láser para derribar misiles y drones, porque estos últimos podrían estar artillados o contener bombas, por lo que es considerado una amenaza a su seguridad. 

El ataque al general iraní Qasem Soleimani se cometió con drones que utiliza la mas novedosa tecnología para un desplazamiento eficaz, rápido y objetivos dirigidos.

Sin embargo, el otro uso de los drones permite salvar vidas en casos de desastres o incluso prevenirlos. No sólo eso, pueden jugar un papel estratégico en políticas públicas para la producción en el campo, en la conservación del medio ambiente y combatir enfermedades.

“Lo que más destaca de la capacidad de los drones es el tener una perspectiva de lo que está sucediendo en tiempo real, se le conoce como ‘conciencia situacional’. Tener una radiografía del espacio sin tener que acercarse, ni correr peligro; por ejemplo, una misión en una casa de seguridad, con el dron no se tiene que hacer esa labor de inteligencia que pondría en peligro a la gente”, explicó el especialista. 

En México existen distintas empresas especializadas, y el gobierno ha comprado y fabricado, en diferentes momentos, drones, pero hasta ahora no se han integrado a la estrategia integral de seguridad o desarrollo económico.  

Los costos 

Su precio, señala Calderón González, es variable según factores como su grado de autonomía, cuánto tiempo pueden mantenerse en el aire; el rango de distancia para operarlo; su capacidad de resistir condiciones climatológicas adversas; nivel de estabilidad; tipo y cantidad de cámaras que se le adhieran; así como la capacidad de carga. 

›Hay drones que pueden oscilar entre los 250 a 300 mil dólares; en tiendas comerciales, se pueden encontrar cierto tipo de drones, con menores capacidades, que cuentan alrededor de
mil pesos.

Hay drones personales del tamaño de una cajetilla de cigarros, que pueden ser manipulados desde una tableta o teléfono inteligente, por ejemplo, los Black Hornet, que utilizan varios ejércitos como el estadounidense que efectivamente son tecnologías muy costosas, pues cuentan con sistemas que generan información estratégica”. 

Compartir