Compartir

Redacción ejecentral

Mauricio_Vila_especial

El ayuntamiento de Mérida negó “rotundamente” que el alcalde Mauricio Vila haya utilizado a un empleado como prestanombres o que exista algún desvío de recursos a través del servicio de limpia de parques y jardines, para obtener más de 244 millones de pesos.

En un video difundido en redes sociales, se acusó a Vila Dosal de haber pagado a una presunta “empresa fantasma», administrada por Rogelio Ek Sulu, a quien se identifica como exempleado del ayuntamiento.

En una nota aclaratoria, el gobierno de Vila señala que dicha empresa no es actualmente proveedora de servicios para el municipio y negó el hecho de que personal de dicha sociedad labore como empleado del ayuntamiento.

Explicó que quien ofrece el servicio actualmente es una empresa contratada mediante procesos de licitación pública realizados desde la administración anterior.

“Puesto que las licitaciones exigen a las empresas requisitos que sustenten su existencia y capacidad de operación, resulta insostenible hablar de una empresa ‘fantasma’”, precisa el documento.

El gobierno de Vila Dosal señaló que el material difundido no está sustentado y solo ofrece “datos falsos y dolosos” que tienen más de un año de antigüedad.

Incluso precisa que las cifras señaladas del supuesto desvío de 240 millones de pesos no es real ni sostenible, ya que del total de casi 20 empresas que prestan servicios de mantenimiento a las áreas verdes de la capital yucateca actualmente se destinan poco más de 100 millones de pesos.

Y añade que en Mérida el servicio de mantenimiento a parques se ha subrogado a través de licitaciones públicas durante más de dos décadas.

La presidencia municipal invitó a que en caso de tener pruebas de los señalamientos a realizar cualquier tipo de denuncia ante las instancias jurídicas correspondientes, en muestras de transparencia. EC

Compartir