Compartir

Redacción ejecentral

A partir del lunes 2 de julio se pondrá en marcha el nuevo Programa de Verificación Vehicular en la Ciudad de México, en el que se incluirá de manera aleatoria la prueba físico mecánica y la medición de partículas ultrafinas.

Ello luego de que la Secretaría de Medio Ambiente capitalina dio una prórroga de un periodo para verificar los vehículos que circulan en la capital del país, debido a la instalación de equipos en los 55 nuevos verificentros autorizados que entrarían en operación este año.

Desde 1989, la Ciudad de México empezó a registrar altos índices de contaminación ambiental, lo que llevó al entonces Departamento del Distrito Federal a realizar estudios de la calidad del aire, que señalaban a los vehículos automotores como la principal causa de la polución.

Por ello, se implementó un programa de revisión de automóviles para monitorear sus emisiones contaminantes basado en las especificaciones en vigor del programa «Buró de Reparaciones Vehiculares», que medía sólo hidrocarburos y monóxido de carbono, proceso que se llevaba a cabo en los Centros Taller.

Después, de 1996 a 1997 se emitieron convocatorias para establecer Centros de Verificación Vehicular, y de 1999 a 2000 se creó el Programa Integral de Reducción de Emisiones Contaminantes, que hacía obligatorio el cambio de convertidores catalíticos en autos de modelos 1991 a 1996, para mejorar su funcionamiento.

Tras varios ajustes en la materia, el pasado 31 de diciembre vencieron las autorizaciones de los verificentros y por ello el gobierno capitalino convocó a los interesados en obtener autorización para establecer y operar estos centros, así como los sistemas de verificación del parque vehicular en circulación, matriculados en la Ciudad de México y foráneos de manera voluntaria.

Compartir