Alejandro Alemán

Chadwick Boseman era una estrella en pleno surgimiento. En su filmografía aún eran mayoritarias sus participaciones en programas de televisión como CSI, Lie to Me, ER, Fringe y muchas más. En 2008 obtuvo un pequeño papel en la cinta The Express, pero no fue sino hasta 2012 que consiguió un protagónico, interpretando a un soldado que vive con el trauma de los crímenes de guerra que cometió en Irak.

Seis años más tarde estaría interpretando el papel de su vida, el rey T’Challa, mejor conocido como Black Panther. 

Aquí te presentamos las mejores cintas de este actor que se fue demasiado pronto:

42 (2013)

El primer papel con el que demostró no ser un actor cualquiera. Aquí interpreta al ícono del beisbol, Jackie Robinson, y alterna nada más ni nada menos con el mismísimo Harrison Ford. Sería, además, el inicio de una temática que lo acompañaría siempre: los personajes que luchan contra el racismo.

Draft Day (2014)

Aquí Chadwick interpreta al linebacker de la estatal de Ohio, Vontae Mack, jugador más conocido por su mala actitud que por sus jugadas, pero el manager de los Cleveland Browns (Kevin Costner) le ve potencial como para convertirlo en número uno. Se trata de un personaje al que le impregna intensidad y pasión al borde. 

Get on Up (2014)

Hollywood detecta que Boseman sabe perderse en el papel que le asignan, así que aprovechan y le ofrecen otra biopic, esta vez interpretando al mismísimo Rey del Soul: James Brown. El joven actor inyecta energía y pasos de baile a un personaje fundamental de la cultura afroamericana.

Da 5 Bloods (2020)

Ya visiblemente enfermo, Boseman trabaja con Spike Lee interpretando al personaje que sirve como guía moral de esta historia, Stormin Norman, un líder de escuadrón de Vietnam que le habla a sus compañeros sobre el cómo los afroamericanos son usados como carne de cañón en esa guerra. Su aparición es breve, pero entrega una actuación intensa e inolvidable.

Black Panther (2018)

El papel por el que todos lo recordaremos y el cual le daría potencial para volverse una estrella. Más allá de si la película es buena o mala (spoiler: es mala), Boseman entiende que su papel es un símbolo: el primer personaje de cómic mainstream afroamericano. Hoy sabemos que desde entonces Boseman sabe del diagnóstico de cáncer, pero ello no le impide entregarse a flor de piel al personaje y portarlo con honor.

Wakanda forever

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir