Compartir

Jorge Díaz Elizondo

Comenzar con el reconocimiento de sus culpas, continuar con la disculpa y luego con medidas tangibles que demuestren que sus próximos representantes no serán una bola de delincuentes

Los sexenios cada vez se acortan más, yo diría que duran 2 años. En el tercero todo se desinfla porque los del gobierno en turno sacan el cobre y los opositores exprimen hasta la última gota de sangre para sacar provecho político y abonar a la parálisis nacional. Por ende, los gobernantes administran durante cuatro años la crisis y tratan de esconder lo que sea posible. Mientras, los opositores perdedores de siempre, refinan sus estrategias para joder al que sigue y mantener a México en su retraso.

Esto pasa por lo malos que son unos y otros. La mediocridad mezclada con cinismo, saña y delincuencia oficial produce este acortamiento de sexenios; y lo que es peor, de las esperanzas.

Pero los ciclos electorales no paran y la gente no tiene más opción que salir a votar, es entonces cuando llega la oferta política a través de la más infumable propaganda. Mentiras choteadas, caras hipócritas, discursos rancios.

Los partidos seguirán preguntándose cómo llegar al elector cada vez más decepcionado por las actuaciones corruptas y criminales de los que alguna vez les prometieron que ‘ahora sí, esto iba a cambiar’. Pero los años pasan y  no encuentran la fórmula.

¿Por qué? Porque a ninguno de los partidos viejos y los de nueva creación les interesa el verdadero cambio. Asumen su hipocresía como un mal trago que tienen que soportar mientras las campañas corren. Luego vendrá la fiesta, la orgía diría yo. Aparecer como un perfecto caradura bien vale la pena, lo que les espera es salir de pobres o hacerse aún más ricos.

Si de verdad quisieran demostrar su verdadero compromiso por el cambio y su vocación de servicio, su deseo por limpiar la casa y su convicción de impulsar a México por el camino del progreso, bienestar y justicia; hoy, estaríamos escuchando y viendo el ‘spot’ ideal:

“Mexicanos, hoy el partido ‘XXX’ se presenta ante Ustedes para reconocer que hemos cometido muchos errores, que hemos sido cómplices por acción u omisión de actos de corrupción, de crímenes, de dotar de impunidad a delincuentes de cuello blanco o a quienes tienen manchadas las manos de sangre, de personajes que han utilizado los recursos del pueblo para enriquecerse, de funcionarios que han hecho todo lo posible por obstaculizar la justicia, por beneficiar a su familia o grupo, por desviar las ayudas que deberían ser para quienes más lo necesitan. Hoy te queremos pedir, con vergüenza, una sincera disculpa. Y para demostrarte que cambiaremos el rumbo te informamos que todos nuestros candidatos a puestos de elección popular, contaran hoy con los controles A,B,C, que harán pública su declaración patrimonial cada año, que se sujetarán a toda clase de auditorías ciudadanas durante su gestión, etc, etc, etc.”

Y así, comenzar con el reconocimiento de sus culpas, continuar con la disculpa y luego con medidas tangibles que demuestren que sus próximos representantes no serán una bola de delincuentes. Porque lo que hoy nos dan, sólo da coraje, son patrañas.

¿Quién se va a atrever? ¿Cuándo?

email: jorgediaz@live.co.uk

Twitter: @adejorge

Facebook: http://www.facebook.com/JorgeDiazElizondo

Google+:  http://gplus.to/JorgeDiazElizondo

Sitio web: http://goo.gl/KSWHW

Compartir