Foto: Twitter @CNDH

Compartir

Redacción ejecentral

Fernanda, hija de María Elena Ferral, periodista asesinada el pasado lunes en Papantla, Veracruz, sabía que la vida de su madre estaba en riesgo. Ella misma se lo dijo, su cabeza tenía un precio.

«Ella sabía que su cabeza tenía precio porque las amenazas hacia ella eran muy constantes”, dijo Fernanda en entrevista para el medio La Silla Rota.

La hija de la corresponsal del Diario de Xalapa y fundadora del portal El Quinto Poder, fue advertida por su madre que un día la asesinarían y lo joven fue consciente de que ese momento podría estár cerca porque el trabajo periodístico de su madre advirtió que el asesinato de cuatro potenciales candidatos a la alcaldía de Gutiérrez Zamora estaban conectados.

«Los cuatro eran ‘presidenciables’ y al menos dos de ellos trabajaban abiertamente para llegar a la alcaldía zamoreña el próximo año, hoy ya están muertos, porque alguien los mandó a quitar del camino», escribió María Elena Ferral el 12 de marzo pasado, 18 días después la periodista fue asesinada.

«Ella vivía consciente de que en cualquier momento iba a pasar lo que sucedió ayer. Toda mi vida me preparó para eso, pero pensé que nunca iba a pasar», declaró la joven.

María Elena Ferral había reportado los asesinatos de cuatro hombres que pudieron ser candidatos potenciales: Francisco Javier Riaño Santes, presidente del PVEM en Gutiérrez Zamora (5 de septiembre de 2018); Saúl Zapata, excandidato a la alcaldía de ese municipio (21 de enero de 2019); Alberto René Cancino Álvarez, secretario particular del alcalde de Gutiérrez Zamora (19 de febrero del 2020); y José Ramón Pérez Cano, presidente del PVEM en esa ciudad (6 de marzo de 2020).

Un par de semanas después del último asesinato que reportó siguió el suyo, el segundo en contra de un periodista en el mandato del morenista Cuitláhuac García.

Aquel 30 de marzo María Elena Ferral salió de su casa para entrevistar al notario Donaciano Cobos, en el centro de Papantla, en la puerta de la institución dos hombres la increparon y la balearon, tres impactos de una calibre 45 finalizaron con la vida de la periodista.

Su hija fue avisada por teléfono, en entrevista dijo que su mamá quizá murió en el traslado al hospital por la pérdida de sangre. Los asesinos de la periodista siguen prófugos.

«No van a ver a otra Ferral quebrada», sentencia Fernanda. (Con información de La Silla Rota) NR

ES DE INTERÉS |

SIP condena asesinato de la periodista María Elena Ferral

Periodistas bloquean carretera tras el asesinato de María Elena Ferral

Muere la periodista María Elena Ferral tras ser atacada en Papantla

Agreden a periodista María Elena Ferral en Veracruz

Compartir