Raúl García Araujo

La llegada del ex director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, a México extraditado por España, generó una gran expectativa en los medios de comunicación nacionales e internacionales.

Las televisoras, periódicos, grupos radiofónicos y portales de noticias más importantes del país, diseñaron una cobertura especial que diera seguimiento al acontecimiento. Pues se espera que Lozoya revele una red de corrupción que involucra a políticos de primer nivel de las dos últimas administraciones.

Los reporteros, camarógrafos y fotógrafos, así como motociclistas estaban desde pasadas las 7 de la noche del jueves, a las afueras del hangar de la Fiscalía General de la República (FGR) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En la radio y la televisión, los comunicadores daban sus reportes de que estaban listos para cobertura, que consistía en seguir al convoy que llevaría a Emilio Lozoya, una vez que aterrizara el avión, del hangar al Reclusorio Norte de la capital del país. Pues se trata del primer funcionario de alto nivel en nuestro país, en ingresar a la cárcel acusado de actos de corrupción por el caso Odebrecht.

En punto de las 00:46 minutos del viernes, aterrizó el avión que traía a Emilio Lozoya. Los reporteros daban a conocer la noticia en sus diversos medios. Entonces, empezó la cobertura. Las televisoras emplearon todos sus recursos para ver la imagen del ex director de Pemex en su traslado al penal.

Entonces vino el engaño por parte de la Fiscalía General de la República a cargo de Alejandro Gertz Manero.

A las 3 de la mañana con 58 minutos, salió del hangar una camioneta color blanca, escoltada por cuatro vehículos. Supuestamente Lozoya iba sentado en el asiento trasero.

El traslado, montado por la FGR, circuló por la Avenida Santos Dumont, Fuerza Aérea Mexicana, Circuito Interior, Calzada Vallejo, Othón de Mendizábal, 100 metros y Acueducto de Guadalupe.

Antes de ingresar a la zona de aduanas del Reclusorio Norte la camioneta fue rodeada por los medios de comunicación durante 17 minutos, con el fin de captar la imagen de Emilio Lozoya al Centro Penitenciario. Los fotógrafos y camarógrafos buscaron por todas las formas obtener esa gráfica, cuando todo se trataba de una mentira.

Vino la mañana del viernes y la FGR emitió un comunicado en el que informó que, al ex director de Pemex, nunca se le traslado al penal sino a un hospital privado porque, según ellos, presentaba problemas sensibles en el esófago y anemia.

Y entonces, vino la burla, el engaño y la falta de respeto, que tanto piden las autoridades, hacia todos los medios de comunicación que estuvieron de guardia toda la madrugada.

Resulta inconcebible la falta de profesionalismo demostrado por la Fiscalía a cargo de Alejandro Gertz Manero al ocultar el traslado de Lozoya a un hospital privado y al fingir que fue llevado al reclusorio.

Era tan fácil que uno de sus voceros o su director de Comunicación Social, Raúl Tovar, informaran a los comunicadores que no habría traslado y detallar que Emilio Lozoya se encontraba ya en un hospital para su atención médica, pero no, lo importante para ellos, era engañar y burlarse de los periodistas.

Ahora dirán que todo fue para evitar fuga de información o no comprometer la seguridad del ex director de Pemex, aunque se sabe que este ex servidor público se encuentra bien vigilado como lo recomendó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La confusión fue tal, que incluso llegó hasta la conferencia que el presidente dio en Colima y la falta de seriedad en el caso ha llegado hasta el grado de que Lozoya no había rendido su declaración.

En Cortito: Nos cuentan que no debemos perder de vista al ex comisionado Nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, quien está trabajando de la mano de los ciudadanos de Campeche para construir su candidatura a la gubernatura del Estado en junio de 2021. Nos dicen, que a pesar de que el abogado no cuenta con un cargo público, ha logrado conectar con los campechanos, a quienes atiende y escucha cada una de sus demandas. Su campaña será a ras de tierra, es decir, que está recorriendo calle por calle, colonia por colonia y distrito por distrito para conseguir la candidatura a la gubernatura, ya hay un acercamiento con el Partido del Trabajo y en Morena, hay nerviosismo por lo que está haciendo Sales Heredia, que es muy similar a lo que en su momento hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador para ganar la presidencia de la República en 2018.

Compartir