Lourdes Mendoza

Inundar a los más pobres y desprotegidos en Tabasco ¡No fue casualidad! ¡Lo sabían y lo hicieron! ¿Cuánto seguirá costando proteger el capricho de Dos Bocas?

Sacrificar las comunidades más pobres de Tabasco no fue sólo por salvar a la capital, Villahermosa, sino por proteger la refinería de Dos Bocas , peor aún ni siquiera la refinería solo el terreno donde algún día dicen, estará la ocurrencia de la Nahle y por la cual se le juzgará después de 2024. 

Hace un año y medio, en mi columna sobremesa publicada en El Financiero, titulada “Presidente, le siguen mintiendo”, advertí: “La refinería tiene un suelo pantanoso, más difícil que el NAIM y tiene mucho potencial que se inunde, pues está cerca de una curva del Grijalva; o salvan Villahermosa o salvan la refinería. Está pegada al mar, es importante considerar el cambio climático y los tsunamis”. Al tiempo me remití.

Hoy, la decisión está tomada. El Presidente prefirió inundar las zonas más pobres, como su natal Macuspana. Sí, afectó a sus paisanos. ¡Así como lo están leyendo!

Qué les cuento, que si el gobierno hubiera abierto las puertas hacia el poniente de Villahermosa entonces se hubiera inundado Jalpa, Nacajuca, Comalcalco y Paraíso —los terrenos de la refinería—, porque el Río Samaria y otros afluentes que pasan por Villahermosa van a descargar hacia las lagunas que rodean el puerto de Paraíso.

Ante todo esto, ustedes se preguntarán ¿Y la secretaria de Energía, Rocío Nahle? Pues bien, gracias, presumiendo en Twitter la reunión sobre la administración y arranque de la etapa 2 en la construcción de Dos Bocas.

¿Y el director de la CFE, Manuel Bartlett? Bien, gracias, peleándose con el góber de Tabasco, Adán Augusto López. Porque Bartlett aseguró que le “da risa” la demanda que el gobernador piensa interponer contra él por el mal manejo del desfogue de la presa Peñitas.

Y si estas posiciones fueron desafortunadas, qué me dicen de la puntada de la directora de Conagua, Blanca Elena Jiménez, quien, con la mano en la cintura, dijo a los tabasqueños que deben estar conscientes de que ahí “les tocó vivir”.

“Como diría alguna del medio: aquí les tocó vivir. Hay que aprender a vivir con lo que hay y estar muy conscientes de la situación”, afirmó.

Sin duda, en los últimos días hemos escuchado declaraciones desafortunadas por parte de los integrantes de la 4T en un contexto de inundaciones, 90 mil damnificados, así como más de un millón de contagios y casi 100 mil muertes por Covid-19. Aquí les dejo algunas frases:

“No me puedo mojar nada más por la foto (…) Me enfermo y ¿qué se gana? O que no guarde la sana distancia y me enferme de Covid-19”: AMLO. 

“La crisis por el Covid-19 vino como anillo al dedo a la Cuarta Transformación, ya que, por décadas, durante el periodo neoliberal, las emergencias se convirtieron en terreno fértil para esa corrupción estructural”: Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública.

“Todavía estamos en la etapa activa de la epidemia, pero está controlada en la mayoría de las entidades federativas. Nos duelen mucho las muertes y los estragos que ha dejado la pandemia, pero, en la actualidad, afortunadamente, ésta tiene una tendencia a la baja”: Jorge Alcocer, secretario de Salud.

“Los medios de comunicación siguieron destacando el tema de los casos acumulados de Covid y hablaban de que se llegó al millón de habitantes que han padecido Covid-19. Es cierto pero es una versión limitada de la información (…) En realidad, si tomamos los casos estimados, llevamos ya más de un millón, llevamos un millón 166 mil, por lo tanto es un tanto intrascendente”, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud. ¿Y la sensibilidad, apá? ¡Ah! El 6 de junio 2021 se renueva el Congreso. 

Compartir