Compartir

Juan Carlos Rodríguez

Durante el primer semestre de 2020, lapso que tuvo el país para prepararse y resistir el embate del nuevo coronavirus, los gobiernos de los estados dejaron de recibir 53 mil 269 millones de pesos, de acuerdo con reportes del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados.

Para el periodo enero-junio de 2020, la Secretaría de Hacienda había programado entregar a las entidades 494 mil 948.6 millones de pesos, por conceptos de participaciones federales (asignaciones provenientes de la recaudación fiscal); sin embargo, sólo les fueron pagados 455 mil 108.2 millones, lo que representa una reducción de 39 mil 840.4 millones, equivalentes al 8 por ciento.

Los mayores recortes los experimentaron Nayarit, con -12.2% (585 millones de pesos), Durango, con -11.8% (777 millones), Morelos, con -11.8% (786 millones), Zacatecas, con -11.2% (725 millones) y Coahuila, con -10.4% (mil 210 millones).

En la actualidad, Zacatecas (2 mil 845 casos acumulados de Covid-19 y 252 muertes), Durango (4 mil 251 casos acumulados y 288 defunciones), Nayarit (3 mil 557 casos acumulados y 396 decesos), y Morelos (4 mil 131 acumulados y 838 muertes), que están en el top 10 de estados con mayor aumento de contagios en los últimas tres semanas.

Respecto a las aportaciones federales (recursos que transfiere el gobierno federal para fortalecer los esfuerzos de los estados en materia de salud, educación, infraestructura y seguridad pública), la Secretaría de Hacienda había autorizado que para el primer semestre del año se pagaran a las entidades 400 mil 710.2 millones de pesos; no obstante, sólo se transfirieron 387 mil 281.2, lo que significa una merma de 13 mil 429 millones, que equivale a 3.4% del total.

Los estados con mayores recortes fueron la Ciudad de México, con -14.1% (4 mil 100 millones de pesos menos), Hidalgo, con -5.5% (678 millones de pesos); y Baja California, con -1.8% (186 millones de pesos). La Ciudad de México es primer lugar de casos acumulados de Covid-19 (74 mil 890), segundo lugar en defunciones (7 mil 263) y primer lugar en mortalidad (80.5 decesos por cada 100 mil habitantes.

En conjunto, los 53 mil 269 millones que dejaron de percibir los estados equivalen a lo que costaría comprar 62 mil 669 unidades de cuidados intensivos con ventilador incluido, así como 11.8 millones de pruebas de Covid-19, considerando el precio más alto en el mercado, que es de 4 mil 500 pesos. 

Compartir