Foto: AFP

Compartir

AFP

Exhaustos después de más de seis meses de pandemia, los médicos del sistema sanitario público español iniciaron este martes una huelga nacional, la primera en 25 años, para reclamar un mayor reconocimiento a su labor.

Debido a las medidas de distanciamiento social y al servicio mínimo impuesto por las autoridades, solo unos cincuenta profesionales se concentraron frente al Congreso español en Madrid, respondiendo a la llamada de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM).

Según esta entidad, contactada por la AFP, alrededor del 85% de los 267 mil médicos españoles participaron en la huelga, aunque la mayoría de forma simbólica para asegurar su servicio.

Esta reivindicación de ámbito nacional en uno de los países europeos más castigados por el Covid-19 es novedosa dado que este tipo de protestas suelen convocarse a nivel de las regiones, quienes ostentan las competencias de salud pública.

Según el gastroenterólogo Sergio Casabona, que participó en la protesta frente al Congreso, «la gota que hizo colmar el vaso» para el personal sanitario fue un decreto, publicado a finales de septiembre, que permite trasladar a los médicos a otros servicios hospitalarios independientemente de su especialidad.

El Ministerio de Sanidad justifica esta reforma por la pandemia del Covid-19, pero el CESM lo define como «el mayor atentado perpetrado contra la sanidad española».

La huelga se realizará todos los últimos martes de cada mes hasta tanto se obtenga una respuesta, según la CESM.

Con blusas blancas y mascarillas, los manifestantes espaciados frente al Congreso sostenían pancartas donde se veía un grupo de pacientes con su doctor a punto de ser aplastados por una bota militar y acompañados por el texto «huelga nacional, salvamos la sanidad».

Para el cirujano Pablo Cereceda, es «un decreto chapucero que muestra la incapacidad (de las autoridades) para enfrentar la pandemia».

Sergio Casabona critica que se tomen decisiones políticas «sin concertación con los profesionales», como el llamado «hospital de pandemias» construido por la región de Madrid «en un tiempo récord» y a punto de ser inaugurado.

«No es un hospital, sino un edificio sin personal», se indigna Casabona mientras crecen las incógnitas sobre los medios humanos con los que se dotará este nuevo centro si el resto de hospitales ya sufren falta de personal.

En este contexto, el gobierno español anunció este martes que el proyecto de presupuestos de 2021 incrementará en un 151% la partida sanitaria, con unos 3 mil millones de euros suplementarios de los que 2 mil 400 millones se destinarán a la compra de vacunas y al refuerzo de la red de atención primaria.

ES DE INTERÉS|

Argentina supera el millón de contagios de Covid-19

Tras siete meses, escuelas inician reapertura en Argentina

Alberto Fernández asume la presidencia de Argentina

México felicita a Alberto Fernández por su triunfo electoral

Compartir