Compartir

Simón Vargas

La ONU explica que la finalidad de celebrar este día, es para concientizar al mundo sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países.

Erradicar la pobreza extrema y el hambre es uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), a los cuales se comprometieron 189 naciones en el año 2000 en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas (ONU), los cuales se comprometieron a alcanzar a más tardar en 2015.

Para conocer los avances de los ODM previo al 2015, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional realizaron el Informe sobre Seguimiento Mundial 2014-2015, el cual fue presentado la primera semana de octubre. Una de las conclusiones es que aunque se han hecho grandes progresos durante el último cuarto de siglo para reducir la pobreza extrema —quienes viven con menos de un 1.25 dólares diarios—, el número de pobres sigue siendo inaceptablemente alto (mil millones de personas, es decir el 14.5 por ciento de la población mundial en 2011). http://bit.ly/1vZYKMz

En el documento, se analiza la posibilidad de alcanzar el objetivo de reducir la pobreza extrema al 3 por ciento de la proporción de la población mundial en 2030, sin embargo advierten la meta es muy ambiciosa; “puesto que suponer que todos los países en desarrollo crecerán a este mismo ritmo y de forma sostenida, es ser sumamente optimistas y en los últimos 30 años, ese nivel de crecimiento no ha sido para nada habitual”, siendo realistas.

Asimismo, en el informe se examinan otros elementos que generan y podrían aumentar la incertidumbre como: las crisis financieras y económicas excepcionales, las situaciones de fragilidad, la inestabilidad política, los conflictos, el cambio climático y las epidemias mundiales. En el último caso, la pandemia de ébola —que aún era incipiente cuando se terminó de redactar este informe—, representa exactamente el tipo de riesgo al cual hacen referencia como una posible amenaza para no alcanzar el fin.

En el informe se insta a adoptar medidas deliberadas y políticas de efecto transformador que vayan mucho más allá de la forma habitual de hacer las cosas. Y a propósito de esto, cabe resaltar que desde 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 47/196, decidió que el 17 de octubre se celebrará el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y el tema de este 2014 es: “No dejar a nadie atrás: pensar, decidir y actuar juntos contra la pobreza extrema”. http://bit.ly/1yx5Ziw

Con ese lema, se reconoce y se subraya el reto exigente de identificar y asegurar la participación de las personas que viven en condiciones de pobreza extrema y exclusión social en la agenda para el desarrollo después de 2015 que sustituirá a los ODM. Pero, ¿porque es importante celebrar este día?

La ONU explica que la finalidad de celebrar este día, es para concientizar al mundo sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países, destaca que aunque pocas veces se les reconoce, las personas que viven en extrema pobreza luchan activamente frente a ésta y por la defensa de los Derechos Humanos, es por ello que: “Este Día Mundial es un reconocimiento a sus esfuerzos diarios y a su compromiso en la lucha por la dignidad de todas las personas”.

Es importante que todos reconozcamos que las personas que viven y resisten día a día a la extrema pobreza y la exclusión no son tomadas en cuenta por la mayoría de los actores políticos y sociales, como sí no tuvieran nada que aportar. Esto es sin duda un error colosal para el crecimiento de nuestro país, ya que estos seres humanos poseen conocimiento y experiencia de vida que debemos conocer y compartir, si es que aspiramos a construir una sociedad más justa.

¿Cómo va México?… De acuerdo con el Informe de Avances 2013. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio en México, en 2012 el 45.5 por ciento de la población se encontraba en situación de pobreza y 9.8 por ciento en pobreza extrema, asimismo, el indicador que mide la proporción de la población con ingresos per cápita inferiores a 1.25 dólares diarios, paso de 9.3 por ciento en 1989, a 4 por ciento en 2012. Por lo tanto en el documento detallan que con estos indicadores los objetivos establecidos se cumplieron con tres años de anticipación.

Con respecto a la intensidad de la pobreza, que es la distancia que existe entre el ingreso promedio de la población en condiciones de pobreza extrema y la línea de pobreza utilizada para su medición, se han cumplido al pasar de 3 por ciento en 1989 a 1.1 por ciento en 2012, lo cual nos indica que la población en condición de pobreza está más cerca de salir de esta situación, asegura el informe.

Según el Banco Mundial la vía más eficaz y sostenible para la reducción de la pobreza es el empleo bien remunerado y con plenos derechos, sin embargo, una considerable proporción de la población de México permanece al margen de las actividades productivas. En este sentido, el informe sobre los avances de México menciona que una aspiración irrenunciable es disminuir el déficit de ocupación productiva y explica que durante el periodo 1995-2012, la relación entre ocupación y población en edad de trabajar pasó de 54 a 56.3 por ciento registrando un incremento favorable acumulado de 2.3 puntos porcentuales. http://bit.ly/1v8cdTq

*Analista en temas de  Seguridad, Educación y Justicia

simon.9@prodigy.net.mx

@simonvargasa

facebook.com/simonvargasa

 

 

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

Compartir