Compartir

Simón Vargas

Durante los próximos diez años, las redes transnacionales del crimen organizado y los impactos por el cambio climático, son los principales elementos que amenazarán la seguridad.

Según cifras de la Oficina de Estrategia Nacional de Control de Drogas (ONDCP, por sus siglas en ingles), el comercio global ilegal de personas, armas y drogas asciende a 750 mil millones dólares. El hecho de que las ganancias sean tan extraordinarias ha socavado la gobernabilidad y el estado de derecho de los países afectados por el cultivo, transporte y distribución de los productos ilícitos y el tráfico de seres humanos, entre los cuales, México ha jugado un papel protagonista con grandes pérdidas en diversos ámbitos.

De acuerdo con el reciente informe Estrategia Internacional de Control de Narcóticos realizado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América (EUA), México es uno de los países con mayor tránsito y producción de drogas, así como de lavado de dinero. Esto a pesar de los esfuerzos de ambas naciones para combatir el narcotráfico y el crimen organizado, por ejemplo, mediante la Iniciativa Mérida el gobierno estadounidense ha invertido mil 300 millones de dólares en entrenamiento, equipo y asistencia técnica para fortalecer las instituciones de seguridad mexicanas. http://1.usa.gov/1CVTyjI

Sin embargo, como consecuencia de la presión que ha ejercido el gobierno de EUA reforzando su seguridad fronteriza, las organizaciones criminales han trazado nuevas rutas a través del corredor del Caribe para continuar cumpliendo con sus objetivos de tráfico de drogas y personas, explica un artículo publicado por el Council on Foreign Relations (CFR), titulado “Comprendiendo la nueva estrategia antinarcóticos de frontera del Caribe de los Estados Unidos”. http://on.cfr.org/1BKZDbQ

Y es que debido al enorme flujo de drogas desde América del Sur a través de los países de América Central y los países insulares del Caribe, se han presentado las consecuencias lógicas en la zona: una creciente violencia e inseguridad que ha impactado la región y está creando tendencias desestabilizadoras —explica el informe—, efectos que se han expandido a sus territorios en el Caribe, es decir Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

Es por ello que a principios de este año, la ONDCP implementó la Estrategia Antinarcóticos para la Frontera del Caribe 2015, con la cual se busca abordar a las organizaciones criminales transnacionales (TCO, por sus siglas en inglés) mediante la mejora de las capacidades de inteligencia e intercambio de información. Asimismo, establece un objetivo destacable ya que busca hacer frente a la oferta, esforzándose en reducir la demanda.
http://1.usa.gov/1Cno9oo

Al respecto de esta estrategia, el CFR destaca de entre las medidas que considera favorables, el hecho de que evite centrarse solamente en la interdicción del flujo de drogas en la región, sino que también lo hace en temas como: la reducción de los delitos y de la demanda de drogas ilícitas y el fortalecimiento de las comunidades. Tácticas que contribuirán a fortalecer la seguridad ciudadana y a restablecer el orden social en los países afectados.

Durante los próximos diez años, las redes transnacionales del crimen organizado y los impactos por el cambio climático, son los principales elementos que amenazarán la seguridad y el comercio marítimo del hemisferio occidental. Los retos ante los cuales se enfrentarán los países afectados son la globalización y los avances tecnológicos, así lo reconoce el gobierno de Estados Unidos de América.

La Estrategia del Hemisferio Occidental busca hacer frente a estos retos y amenazas y se centra en tres prioridades: la primera, consiste en el combate a las redes y se impone el compromiso de trabajar en conjunto con los demás países afectados en el continente americano, entre los cuales se encuentra México,  por ello establece que se debe mejorar la integración y la sincronización de inteligencia y operaciones entre naciones, “ya que es crucial para el éxito de esta misión”. http://bit.ly/1rHEUFu

La segunda es correspondiente al aseguramiento de las fronteras, en este plan hacen hincapié en mejorar a conciencia la seguridad en las mismas, incluyendo las costas, priorizando las amenazas y estableciendo con eficacia escenarios de defensa y seguridad nacional de alto riesgo. En este punto advierten que hay preocupaciones de seguridad importantes relacionadas con la creciente violencia en México.

Finalmente la tercera, es salvaguardar el comercio internacional con la finalidad de  proteger los activos más valiosos, la estrategia pondrá empeño en operaciones de respuesta y recuperación durante eventos que amenazan la importante actividad comercial, el medio ambiente o la vida humana.

El principal objetivo de estas estrategias es la reducción de la violencia relacionada con las drogas y las organizaciones criminales transnacionales, resulta fundamental la colaboración entre las naciones involucradas, ya que de llegar con éxito a los objetivos todos saldremos beneficiados.

*Analista en temas de  Seguridad, Educación y Justicia
simon@inprincipioeratverbum.com.mx
@simonvargasa
facebook.com/simonvargasa
Linkedin: simón-vargas-aguilar
www.inprincipioeratverbum.com.mx

*Si deseas recibir mis columnas en tu correo electrónico, te puedes suscribir a mi lista en el siguiente vínculo: http://eepurl.com/Ufj3n

Compartir