Foto: AFP

Compartir

AFP

La tormenta tropical ETA tocó tierra en los Cayos de Florida en la noche del domingo, tras azotar Cuba y haber dejado víctimas y destrucción en Centroamérica y el sur de México.

Al menos 200 personas murieron o se encuentran desaparecidas luego de que ETA azotara -inicialmente como huracán- Nicaragua, Guatemala y Honduras, ocasionando inundaciones y deslaves.

Pero al tocar Florida ETA se había debilitado, por lo que el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos rebajó en su último informe las advertencias iniciales sobre el ciclón.

Aún así, ETA genera «fuertes vientos, intensas lluvias y peligrosas marejadas» en varias zonas del sur de Florida y de los cayos de este estado, según dijo el CNH en su reporte.

ETA llegó a territorio estadounidense por Lower Matecumbe Key, en los Cayos de Florida, según el CNH, que agregó que esta «intensa tormenta tropical» provoca vientos de 100 km/h.

Una tormenta tropical es considerada huracán cuando genera vientos de al menos 119 km/h.

Una advertencia previa de huracán para el sur de Florida fue descartada y avisos similares que estaban en vigencia para los Cayos y la Bahía de Florida fueron reemplazados por advertencias de tormenta tropical.

Aunque a la vez, el CNH puso a la costa oeste de Florida bajo advertencia de tormenta tropical.

Efectos severos 

Incluso antes de que la tormenta llegara a los cayos de Florida, imágenes de televisión mostraban las calles inundadas en todo el sur del estado mientras decenas de miles de hogares sufrían cortes temporales de electricidad, según la compañía local Florida Power & Light.

«Esperamos ver efectos severos aquí en Miami-Dade y hasta en Broward», había advertido en conferencia de prensa el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, refiriéndose a los condados que albergan Miami y Fort Lauderdale.

Los residentes de las zonas afectadas desplazaron sus coches a áreas altas, fueron llamados a desalojar y algunos tapiaron las ventanas de sus negocios. 

El gobernador de Florida, Ron De Santis, ya había declarado el estado de emergencia en el sur del estado el sábado por la tarde, en momentos en que los residentes celebraban o protestaban bajo la lluvia los resultados que dieron la victoria al demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales.

Desastre en Guatemala 

Antes de que ETA tocara tierra en Florida, el Instituto de Meteorología (Insmet) de Cuba informó que la tormenta había dejado la isla en la mañana del domingo sin haber causado víctimas y tras atravesarla de sur a norte con vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora y rachas más fuertes.

A lo largo del domingo se reportaron fuertes lluvias en la mitad este de Cuba. Unas 74 mil personas habían sido evacuadas a lugares seguros, 8mil de ellas a albergues dispuestos por las autoridades.

Pero una reunión extraordinaria del gobierno, encabezada por el presidente Miguel Díaz-Canel, concluyó que «no se han reportado pérdidas de vidas ni afectaciones significativas en viviendas», según el telediario estatal.

ETA golpeó el martes a Nicaragua como un potente huracán categoría 4 y se fue debilitando al tocar tierra a depresión tropical, pero provocó torrenciales lluvias que han dejado unas 200 víctimas entre muertos y desaparecidos en Centroamérica y el sur de México.

El país mas afectado fue Guatemala, donde su paso se saldó con al menos 150 muertos o desaparecidos. Socorristas y militares buscaban desde el sábado los cuerpos de los habitantes de una aldea indígena al norte del país que quedó bajo el lodo tras un deslave.

El domingo, al menos una persona murió cuando se accidentó en la capital de Guatemala una avioneta que llevaba ayuda humanitaria a poblaciones afectadas por el devastador paso de ETA, informó Aeronáutica Civil.

En Honduras, las fuertes inundaciones en el norte y noroeste del territorio dejaron 23 muertos, según las autoridades.

En México, en el estado de Chiapas, las lluvias torrenciales causaron al menos 20 muertos.

ES DE INTERÉS|

Fuertes lluvias en Chiapas dejan 19 muertos

INAI abre centro de acopio para damnificados por «ETA»

«ETA» se intensifica hacía el Caribe

Compartir