FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

Cerca de 750 oficiales de Estados Unidos serán desplegados en la frontera con México, como medida para aumentar la seguridad; además la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, informó que se van a incrementar las devoluciones de personas migrantes hasta alcanzar un ritmo de cientos de devoluciones al día.

En un memorándum dirigido al Comisionado de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP por sus siglas en inglés), Kevin McAleenan, describió los nuevos pasos para combatir la creciente crisis humanitaria y de seguridad en la frontera sur.

Entre las medidas se encuentra la asignación de 750 oficiales a los sectores de la Patrulla Fronteriza afectados por lo que el gobierno de Estados Unidos ha denominado una “crisis humanitaria”.

Además la secretaria Nielsen indicó en el comunicado “inmediatamente redistribuiremos a cientos de personal de CBP en la frontera para responder a esta emergencia. Buscaremos urgentemente refuerzos adicionales dentro de DHS”.

La titular de Seguridad Nacional ordenó a CBP que expanda los protocolos de Protección al Migrante (MPP), una iniciativa del DHS (Departamento de Seguridad Nacional, por sus siglas en inglés) para devolver a los extranjeros a territorio mexicano para que esperen durante la tramitación de sus procedimientos de inmigración en Estados Unidos.

Este incremento en las devoluciones deben incluir individuos arrestados o encontrados dentro o entre los puertos de entrada (a EU). Más aún, la agencia debe planear una expansión de MPP más allá de los lugares donde actualmente opera en California y Texas», afirma el comunicado.

(Con información de Notimex y Reforma) NR

Compartir