Compartir

Elizabeth Hernández

Una de cada 240 personas que viven en la Ciudad de México ha muerto a consecuencia de la pandemia, ya sea por la enfermedad directamente o, bien, por la interrupción de tratamientos y atención a otros padecimientos debido al impacto que la crisis sanitaria ha tenido en los servicios de salud de la capital.

El último reporte sobre exceso de mortalidad del grupo interinstitucional del gobierno federal indica que, hasta el 24 de octubre, en la Ciudad de México habían ocurrido 37 mil 379 defunciones más que las esperadas para este año, lo que representa un aumento de 60.1% respecto a las cifras estimadas.

Por otra parte, el reporte sobre exceso de mortalidad que presentó de manera independiente el gobierno de la Ciudad de México señala que de marzo a noviembre se contabilizaron 33 mil 426 defunciones más que las observadas durante años anteriores, lo que representa un promedio de 126 fallecimientos diarios no esperados dentro del marco de la pandemia.

Desde mayo, el promedio diario de muertes en exceso comenzó a caer paulatinamente hasta octubre, periodo en el que se registró un mínimo aumento en este tipo de fallecimientos; sin embargo, la tendencia se revirtió en los primeros días de noviembre hasta alcanzar un total de 133 decesos extras por día, cifra superior a la reportadas desde julio.

Durante los primeros veinte días de noviembre se registraron 5 mil 972 fallecimientos entre residentes de la Ciudad de México, de los cuales 2 mil 651 corresponden a muertes no esperadas para este periodo, cifra que representa el 44.3% del total de defunciones reportadas en ese tiempo, de acuerdo con el último reporte de la Comisión Técnica de Estudio de la Mortalidad.

El reporte señala que, durante las primeras semanas de noviembre, el promedio diario de exceso de mortalidad alcanzó los 133 decesos cada 24 horas, lo que representa un aumento de 33% respecto al mes anterior, el mayor incremento en este rubro desde mayo, y que modifica la tendencia a la baja que había registrado este indicador desde junio.

Del total de muertes registradas hasta el 20 de noviembre en la Ciudad de México, mil 825 están asociadas al nuevo coronavirus, lo que da un promedio de 91 víctimas de Covid-19 cada 24 horas; sin embargo, si se toman en cuenta a los decesos no esperados, el factor de subregistro ronda los 1.4 puntos, es decir que, por cada muerte confirmada por coronavirus, existe otra en exceso cuya causa no se especifica.

El promedio de muertes diarias por Covid-19 en los primeros días de noviembre es también el más alto desde junio, e incluso supera al registro de octubre por 40%, lo que representa un aumento de 26 fallecimientos por coronavirus que los reportados el mes anterior, y que cambia por completo la tendencia a la baja en este indicador.

La base de datos sobre actas de defunción en el registro civil de la Ciudad de México apunta que, hasta el 20 de noviembre, 27 mil 825 personas murieron en la capital por Covid-19, ya sea con un resultado positivo, o bien bajo sospecha de padecer la enfermad, y que de estos el 74.6% eran residentes de la capital.

Con las defunciones en exceso registradas entre marzo y noviembre, la capital suma 33 mil 426 muertes más que las esperadas durante este periodo en años anteriores, lo que representa un promedio de 60% en este rubro, y que deja a la entidad como la segunda más afectada por este fenómeno sólo detrás del Estado de México.

Sin embargo, si se considera el número de fallecimientos confirmados por Covid-19, que es la principal causa de exceso de mortalidad en el año, y se divide entre los decesos no esperados desde marzo, el factor de subregistro en la capital es de 2.02, lo que significa que por cada muerte ocasionada directamente por el nuevo coronavirus, existen otras dos relacionadas al impacto de la pandemia, ya sea por falta de confirmación de la enfermedad, o bien por la saturación de los servicios hospitalarios. 

Compartir