Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

En un hecho completamente inusual debido a la investidura que representa, el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un rompió en llanto durante su discurso. 

“Mis esfuerzos y sinceridad no han sido suficientes para librar a nuestra gente de las dificultades de su vida (…) Nuestra gente, sin embargo, siempre ha creído y confiado absolutamente en mí, y ha apoyado mi elección y determinación, cualquiera que sea», dijo el líder norcoreano. 

El llanto de Kim Jong Un no fue muy abundante, pero lo obligó a retirarse los lentes y limpiarse las lágrimas 

Kim Jong Un tuvo que interrumpir un momento su discurso durante la conmemoración del 75 aniversario de la fundación de su gobernante Partido de los Trabajadores. 

El líder enfatizó que nadie en Corea del Norte ha contraído Covid-19, una afirmación que Estados Unidos y Corea del Sur ponen en duda. 

La economía de Corea del Norte, ya severamente restringida por las sanciones internacionales impuestas por sus programas de armas nucleares y misiles balísticos, recibió un nuevo golpe cuando el país cerró casi todo el tráfico fronterizo en un esfuerzo por prevenir un brote de coronavirus. NR

Compartir