Compartir

Jose Luis Camacho

La LXII Legislatura que pronto concluirá, dejando tras de sí un legado trascendental de reformas que han transformado el andamiaje jurídico del país y que ya empiezan a mostrar sus beneficios en la vida diaria y habitual de millones de mexicanos. El Presidente nacional del PRI, César Camacho, junto con los coordinadores parlamentarios Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa han formado un gran equipo que ha dialogado, defendido, consensuado y concretado la amplia agenda que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, delineó para la primera mitad de su administración, a fin impulsar la creación de empleos mejor remunerados, ampliación y mejoramiento de la infraestructura y el impulso a las actividades productivas, aspiraciones que ya son una realidad.

 

Al respecto, la Fundación Colosio que encabeza Adrián Gallardo ha editado la obra titulada “La Constitución Transformadora”, la cual cuenta con la introducción del Dr. César Camacho e identifica plenamente el texto constitucional que ha sido modificado a través de cada de una las diez reformas transformadoras, así como las razones y alcances que tendrán en voz de sus propios reformadores y los comentarios de destacados especialistas en materia energética, educativa, de telecomunicaciones, competitividad, político electoral, penal y transparencia.

 

No hay duda, lo acontecido en las cámaras federales entre los años 2012-2015 pasará a la historia nacional como el punto de inflexión en el que el país dio un paso a un nuevo paradigma para hacer de ésta una democracia más eficaz y de plenos derechos para todos los habitantes del territorio nacional.

 

Sin desconocer que durante el actual y último periodo de sesiones ordinarias de la LXII Legislatura se está trabajando en una abultada agenda legislativa que, entre otros proyectos, incluye el nuevo sistema anticorrupción, de seguridad pública con mando único y nombramientos como el del nuevo Fiscal Especializado para la Atención de Delitos Electorales y de un Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, existe una lista de temas en materia social, agrícola, de política exterior, económica y de seguridad que no podrá atenderse en el actual trienio, sino que su estudio y dictaminación corresponderán a las y los diputados federales que resulten electos el 7 de junio próximo e inicien, junto a los actuales senadores de la República, sus funciones el 1 de septiembre.

 

En primer término, me refiero a la nueva ley del campo mexicano cuyo diseño ha implicado la consulta de numerosos grupos y organizaciones de agricultores, labor que ha desarrollado amplia y eficazmente la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), al mando de Enrique Martínez y Martínez, al organizar 48 foros para recibir las propuestas de los sectores involucrados en la transformación del campo.

 

El Presidente Enrique Peña ha dicho que se requieren cambios importantes que impulsen el mejoramiento de la calidad de vida de los 7 millones de mexicanos que se encuentran abocados al cultivo de los productos que la Nación consume y que han permitido que nuestra maquinaria exportadora crezca sostenidamente año con año.

 

Como parte de esta reforma, seguramente se incluirá el compromiso número 119 que asumió el entonces candidato Enrique Peña Nieto, relativo a crear un seguro agropecuario que opere en casos de sequía, con el fin de proteger el trabajo y el patrimonio de un sinfín de campesinos dedicados a la agricultura.

 

Se trata de la Reforma Agraria que se concretará durante la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión para ladignificación de la vida rural.

 

En materia político electoral aún no se ha dicho la ultima palabra, pues además de los ajustes que se hagan evidentes durante el actual proceso electoral federal, aún se encuentran pendientes las leyes secundarias que hagan operable la reelección inmediata de legisladores, así como la puesta en marcha de los llamados gobiernos de coalición, figuras ambas que se aplicarán a partir del 2018.

 

Como resultado de la reforma de telecomunicaciones y radiodifusión, se encuentra pendiente la elaboración de la Ley del Derecho de Réplica, la cual contribuirá al ejercicio profesional y respetuoso de la libertad de expresión, pero también el de la defensa del honor y del prestigio, todo ello en favor del auditorio.

 

En el ámbito de las relaciones exteriores, nuestro Jefe de Estado ha anunciado que México participará en operaciones de auxilio de los llamados cascos azules de la Organización de Naciones Unidas, decisión que ha sido reconocida al interior y exterior del territorio nacional y que contribuye al fortalecimiento de la imagen del país como a Nación comprometida con la paz, solidaridad y cooperación internacionales. No obstante, hace falta una ley que reglamente las etapas y procedimientos a seguir para el traslado de grupos de auxilio mexicanos más allá de nuestras fronteras.

 

Asimismo, de los 266 compromisos asumidos por el Presidente de la República durante su campaña y de los cuales algunos implicaron reformas legales, son sólo unos cuantos los que faltan por concretarse. Me refiero al Compromiso número 145, referente a la política deportiva, se plantea convertir a México en una potencia en la materia a través de mecanismos que potencien las habilidades, capacidades y cualidades de los deportistas.

 

Se pretende dotar a la Comisión Nacional del Deporte de aquellas facultades y atribuciones que beneficien a la población física y psicológicamente, alentando la cultura física de todas las maneras posibles, no sólo en el ámbito competencial sino también en el recreativo; y de manera colateral preserven la salud y prevengan el delito.

 

A lo anterior se suman algunos pendientes que no se han logrado destrabar en la Cámara de Senadores y que resultan ser de fundamental importancia para los mexicanos. Me refiero al reconocimiento constitucional del derecho a la pensión universal, seguridad social y seguro de desempleo, temas que ya fueron aprobados en la Cámara de Diputados pero que por cálculos políticos de los grupos de oposición, no ha transitado por el Senado y sido turnado a las legislaturas locales, por tratarse de reformas constitucionales.

 

Asimismo, el diseño del paquete económico para el año 2016 será uno de los primeros temas que deberán abordar los nuevos 500 diputados federales, entre los cuales es necesario tener presente, habrá un número sin precedentes de diputadas como resultado de la iniciativa que planteó el Presidente Enrique Peña Nieto, relativa a la igualdad electoral entre candidatas y candidatos y que hoy forma parte de la realidad electoral.

 

El de 2016 será un paquete económico que privilegiará el gasto eficaz y la inversión en proyectos que detonen el crecimiento económico del país, siendo el primero en muchos años que no contemple un precio elevado del barril de petróleo mexicano.

 

Así las cosas, en el Congreso mexicano se seguirá centrando gran parte de la atención pública, pues es el sitio en el que una democracia como la mexicana construye los pilares del futuro con prosperidad y seguridad que anhelamos. Y de ello ya da cuenta la agenda legislativa.

Compartir