Compartir

Bet Birai Nieto

Aunque el número de personas capaces de comprar productos de lujo sigue siendo limitado, las redes sociales han ampliado la oportunidad para que más consumidores puedan acceder a lo “inalcanzable”.

En 2019, las marcas francesas Louis Vuitton, Chanel y Hermès no sólo dominaron el podio con ganancias globales por 47 mil 214 millones, 37 mil millones y 30 mil 966 millones de dólares, respectivamente, sino que otras tres se han colocado en el Top 10 del conteo BrandZ que analiza a las empresas más valiosas del mundo.

Las otras tres firmas del país galo que suman cifras de valor son Yves Saint Laurent, que entró en el ranking en 2018, y cuyo crecimiento representa 45%, y Dior con 29% de desarrollo.

›En el último año, la categoría delujo es la que más ha crecido dentro del
ranking de BrandZ. Su valor general se ha elevado 29%, por lo que aumentó en 38 mil millones de dólares respecto a 2018, de esta manera superó 171 mil millones de dólares.

Pero este crecimiento de la categoría está marcado por el cambio en el binomio exclusividad y accesibilidad que caracterizan a las marcas más lujosas y que ahora atrae a dos tipos de audiencias.

El estudio que aplicó BrandZ refiere que los consumidores con mayor edad, quienes son más tradicionales, desean sentirse conectados al espíritu joven e inclusivo que tienen las marcas de lujo, mientras que los más jóvenes sienten este tipo de firmas más cercanas con ayuda de las redes sociales, al tratar de conectar con ellas mediante simbólicos productos

Compartir