Compartir

Elizabeth Hernández

Cientos de mujeres, activistas y colectivas feministas marcharon este martes en la Ciudad de México como parte del Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro que busca la despenalización de esta práctica, así como el fin de su estigmatización, en diversos países del mundo.

Entre cantos, protestas y pintas, la manifestación avanzó en medio de una fuerte presencia policiaca que fue desplegada horas antes para evitar actos de violencia por parte de algunas colectivas u otros grupos radicales; por su parte, las organizadoras de la marcha evitaron publicar un cronograma detallado para evitar actos de represión como han ocurrido en otras movilizaciones similares.

Los primeros enfrentamientos entre autoridades y manifestantes dejaron un saldo de dos policías heridos, que aumentó a 24 según el último reporte de Marcela Figueroa, subsecretaria de seguridad ciudadana, quien también informó sobre otras diez civiles, entre los que se encuentra una funcionaria de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México.

Gran parte de estos heridos se reportaron tras la llegada de los últimos contingentes al Zócalo capitalino, en donde algunos grupos lograron derribar las cercas que protegían Palacio Nacional, lo que provocó el despliegue de policías antidisturbios con escudos antimotines y extintores que utilizaron contra algunas manifestantes.

Los enfrentamientos frente a Palacio Nacional se agudizaron con la presencia de cohetones que eran arrojados por ambos bandos, y que provocaban un fuerte sonido que inundaba todo el Zócalo al momento de estallar; además las manifestantes arrojaron las vallas que lograron derribar, mientras los policías hicieron uso de diversos gases para dispersar las agresiones.

Figueroa Franco aseguró que “las mujeres policías que participan en el acompañamiento y resguardo de los contingentes de manifestantes, no utilizan ningún tipo de gas, únicamente portan el equipo de protección personal, casco y escudo, mientras que algunas de ellas llevan extintores para mitigar cualquier conato de incendio”; sin embargo, asistentes a la marcha, así como reporteros, activistas y cuerpos de emergencia pudieron constatar el uso de algún químico irritante en los extintores que activaron los elementos de seguridad.

El enfrentamiento entre los cuerpos de seguridad y algunas manifestantes terminó poco después de las 7 de la noche, cuando voluntarios del Grupo de Diálogo y Convivencia, así como del Colectivo Marabunta, formaron una línea de paz para evitar las agresiones entre ambos bandos.

Algunas de las manifestantes pusieron como condición para retirarse un espacio de 5 minutos para enfrentarse por última vez a la policía, algo que los representantes del gobierno de la Ciudad de México aceptaron para finalizar las agresiones.

ES DE INTERÉS |

Lo que continúa pendiente para el aborto en México

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir