Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

Tras llegar a los 9 mil 53 fallecimientos como consecuencia de la actual pandemia de coronavirus, España se confirma como el segundo país en el mundo con la mayor cantidad de casos fatales.

El país ibérico, se encuentra sólo por detrás de Italia, en donde la cifra de decesos asciende hasta los 12 mil 303.

De acuerdo con datos del Ministerio de Sanidad español, por segundo día consecutivo, España superó el máximo de muertes en un lapso de 24 horas, con un total de 864.

Pese a lo anterior, la autoridades sostienen que la situación comienza a estabilizarse, bajo el argumento de que el crecimiento de la mortalidad se mantiene en una paulatina desaceleración. Pues mientras que en el curso de la semana pasada, dicho porcentaje se elevaba hasta un preocupante 27%, para este miércoles el registro es de 9%.

De igual forma, el conteo oficial de nuevos casos también mostró una baja significativa en la velocidad de su expansión, al pasar del 20% de la semana pasada, a un 8.2% hasta este miércoles.

En este sentido, Fernando Simón, director de emergencias sanitarias del país europeo, se expresó de manera optimista, al afirmar que los datos demuestran «que vamos en la buena dirección» y que «ya estamos allí (en el pico de la epidemia), que ya estamos descendiendo».

Entre las principales causas de esta disminución en el aceleramiento tanto de la mortalidad como de los contagios, el gobierno considera que un factor determinante ha sido la estricta medida de confinamiento que desde el pasado 13 de marzo y hasta el 11 de abril, aplica para la totalidad de la población (46,6 millones de personas).

«La semana pasada, estábamos teniendo entre 30 y 40 ingresos cada día. Al día de hoy estamos en 20 ingresos al día. Está bajando poco a poco, vamos por un buen camino», confirmó María Liñero, quien a sus 28 años, ejerce como médico en un hospital privado de Madrid.

Pese a lo anterior, el temor ante el nivel de saturación al que llegan los centros hospitalarios de las regiones más afectadas, como Madrid y Cataluña, no deja de ser un motivo de tensión entre el personal médico.

Al respecto, se pronunció María Fernanda Visconti, encargada de los insumos en varios hospitales madrileños, como el Universitario de la Princesa.

«Ves que no hay capacidad, que no hay recursos y de ahí vienen las decisiones que son sumamente duras y que nos llevamos a casa después de jornadas un poco fuertes», señaló en declaraciones para AFP. evr

ES DE INTERÉS:

En Europa, las bolsas abren con importantes bajas

Compartir