Compartir

Bet Birai Nieto

Francia, Italia, Alemania, España y Estados Unidos han reportado, en conjunto, tres mil 279 casos positivos de Covid-19, por lo que han tomado medidas de precaución por el alto nivel de la alerta sanitaria. 

En Estados Unidos, por ejemplo, desde el 23 de enero, fecha en la que se anunciaron los primeros casos en China, la logística consistió en una minuciosa inspección sanitaria, pero ahora ha comenzado a negar el permiso para entrar al país a extranjeros que hayan visitado Irán en los últimos 14 días. En Francia, cada viajante que viene de un país con casos positivos le es practicada una revisión médica, al igual que en Italia, donde hay más de dos mil 500 casos. 

Pero en México la situación es diferente. A pregunta expresa de ejecentral al subsecretario de Salud federal (SSA), Hugo López-Gatell en la conferencia del 1 de marzo de 2020 sobre la logística dispuesta para hacer frente a la alerta sanitaria en aeropuertos y  fronteras, respondió: “En los aeropuertos la noción no es limitar que entren viajeros. Cada mes entran más de 120 mil personas por los aeropuertos internacionales. Imagínese usted cerrar los aeropuertos de México, no tendría sentido ¿verdad? E imagínese usted que a cada uno de esas 120 mil personas se pasaran a una revisión médica”.

López-Gatell también refirió que esos “no son los protocolos que se usan en el mundo”, por lo que en México “lo que se usa es información para que los viajeros pudieran identificar, si usted viene de un vuelo de Milán, sepa que estos son los síntomas si los llegara a presentar dentro de los siguientes 14 días (…) y proceda conforme a lo que se le recomienda”.

Y subrayó: “En ningún momento “pretendemos poner barreras físicas o filtros de importación o prohibir la entrada de nacionales de ningún lado, ni de China, de Italia, ni de Irán ni de Corea, ni de Japón ni de Centroamérica ni de Perú”.

Desde el jueves 27 de febrero, a través de conferencias diarias, la SSA ha insistido en que el gobierno mexicano sólo actuará con medidas de mitigación, es decir, basado en la reducción de la propagación del virus, garantizar la atención médica de los casos y realizar los estudios de contacto que reduzcan cadenas de propagación.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha respondido al mensaje de las autoridades mexicanas e indicó que los síntomas del coronavirus no son “los de un catarro”, por lo que les exhortaron a aplicar medidas de prevención.

Pero la emergencia llega tarde a la reunión mensual de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). Hasta el cierre de esta edición, los 32 gobernadores del país apenas se reunirían para coordinarse en cuanto las medidas que adoptarán ante la posibles nuevos casos de Covid-19. 

Compartir