Compartir

Manuel Lino / 
LOS INTANGIBLES

Un informe del Institute for Global Health Science para la Organización Mundial de la Salud (OMS) revela que México pudo haber prevenido 190 mil muertes durante 2020 de haber tenido una estrategia para enfrentar la pandemia de Covid-19.

Los autores del informe La respuesta de México a Covid-19: un caso de estudio se propusieron, primero, analizar la situación sanitaria del país, que de acuerdo a criterios como número de muertes por Covid por cantidad de habitantes o muertes del personal de salud, ha tenido uno de los peores desempeños a nivel internacional. 

Además, se buscaron los factores que condujeron a esta situación de manera “no partidista” y sin hacer “una diatriba política”.

En sus conclusiones señalan que faltó la conducción y coordinación del gobierno a nivel nacional, pues hubo “falta de precaución al tratar con un virus desconocido, fallas en la incorporación de evidencia científica relevante y una incapacidad para reconocer errores y corregir la política, ya que las suposiciones iniciales demostraron ser inválidas”

“Estimamos que si México hubiera tenido un desempeño promedio en la pandemia, se habrían evitado alrededor de 190 mil muertes por todas las causas en 2020”, se lee en el documento La respuesta de México a covid-19: un caso de estudio, elaborado por un equipo multidisciplinario de académicos encabezado por el Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California en San Francisco. 

El análisis fue encomendado por el Panel Independiente de Preparación y Respuesta ante Pandemias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en busca de “comprender objetivamente” cómo llegó México a “ser uno de los países más afectados durante la pandemia de Covid-19”.

México se encuentra en ese lugar de acuerdo con métricas como los altos números de contagios y muertes, “después de tener en cuenta las diferencias en el tamaño de la población” y las pocas pruebas que se hacen y “un exceso de mortalidad comparativamente alto por todas las causas, que refleja el impacto directo e indirecto de la Covid-19”.

El indicador en el que más destaca México por su mal desempeño es el de “tasas de infección y mortalidad muy elevadas entre el personal sanitario”, ya que el país, por sí solo, tiene el 47% del total de muertes en un conjunto de 17 países americanos, según un reporte de la Organización Panamericana de la Salud, debido a que tuvieron que “responder a la emergencia, frecuentemente sin proporcionarles la capacitación necesaria y equipo de protección personal”.

Los autores encontraron diversas “características definitorias de la experiencia de México con la pandemia”, como “las altas tasas de transmisión dentro de las familias”, “la falta de programas de apoyo gubernamentales”, que se han hecho pocas pruebas y demasiado tardías y “una campaña de comunicación del gobierno que asignaba el mantenimiento de las apariencias y la política partidista antes que la salud”.

“Las autoridades nacionales no cumplieron con sus funciones de rectoría durante la emergencia ni asumieron la responsabilidad política de coordinar una respuesta nacional coherente y unificada”, concluyen. 

Caótica gestión

El reporte de la OMS da cuenta de una cadena de errores de las autoridades mexicanas:

  • EXCESO DE MUERTE. México ocupa el cuarto lugar en exceso de mortalidad (sólo después de Perú, Ecuador y Bolivia), con alrededor de un 43% más de muertes en 2020 de lo que se habría esperado.
  • AUSTERIDAD.El estudio refiere que las políticas de austeridad limitaron las medidas para enfrentar la pandemia, por lo que “México careció de una vigorosa acción gubernamental y un apoyo fiscal efectivo”.
  • VIGILANCIA. La política de pruebas fue “excesivamente restrictiva” y socavó la capacidad de detectar brotes y estimar adecuadamente la carga de Covid-19.
  • VACUNA. “Las autoridades han centrado la atención en la promesa de la vacunación universal sin un enfoque global para controlar la pandemia.

Compartir