Gabriela Sotomayor

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell subestima el impacto que puede tener el brote de viruela del mono en el país y se comporta con la conducta criminal que mostró con la gestión de la pandemia en la que murieron al menos medio millón de personas. Es preocupante que el doctor no haya aprendido la lección y que vuelva a cometer los mismos errores. Desprecia la salud de los mexicanos.

La forma en la que se ha abordado el brote de viruela símica en México es muy agresiva para el colectivo LGBTQI que es el más afectado ya que de los 20 mil casos registrados en 78 países el 98% corresponde a hombres gay y hombres que tienen sexo con hombres de 35 años en promedio. Hasta la redacción de este texto (4/8/22) han muerto dos hombres en España, uno en Brasil, India y Perú respectivamente.

Salud reconoce 91 casos y 236 “identificados que cumplen la definición de caso probable”. Son muy pocos, ahora es cuando se tienen que poner las pilas, pero la 4T es ineficaz, no reacciona y no es proactiva. Está en campaña.

El brote de viruela símica ni de lejos puede compararse a la pandemia del Covid. Eso es obvio. El virus se transmite de una persona a otra por contacto muy cercano. Hasta el momento no está claro si también se contagia por vía sexual.

Las personas infectadas deben aislarse, obtener los datos de nuevas parejas sexuales por si se necesita dar seguimiento. No deben viajar hasta sanar completamente, al igual que sus contactos cercanos, remarca la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 “México, debe considerar que la viruela del mono es un problema que requiere intensificar una respuesta coordinada de la sociedad, requiere hacer más pruebas, diagnósticos, vigilancia, cuidados, rastreo de contactos’’, me dijo el jefe de emergencias de la OMS Mike Ryan.

“Lo más importante es que se requiere comunicación abierta, transparente, empática, sensible con todos los miembros de nuestra comunidad porque tenemos que contener, controlar y erradicar esta enfermedad y eso tiene que suceder en todas partes, incluyendo a México’’, recomendó la OMS. Quiero recordar que López-Gatell se derrotó ante el Covid cuando había en México 500 casos y descartó hacer pruebas. En este espacio lo abordé. ¡Es increíble, pero así fue!  Le invito a leer estos textos para refrescar la memoria: “Inmunidades” (https://bit.ly/3zyoKX0) y “Test,test,test” (https://bit.ly/3BIk7vZ). 

Es necesario tratar de dimensionar el problema. La OMS ha registrado  96 casos en menores de 17 años. Este dato es importante porque la viruela del mono en los niños puede provocar “enfermedad grave, ceguera, encefalitis e incluso la muerte”.

“Por eso debemos hacer todo lo posible para que los niños no se contagien, al igual las madres embarazadas, son los grupos con mayor riesgo y es que el sistema inmune de los niños está en formación, también son vulnerables las personas con padecimientos que comprometen su sistema inmune como las que padecen VIH o cáncer’’, afirma la OMS.

En el portal de SSAlud no aparece en la página principal una alerta por la viruela símica, ni siquiera porque la OMS la declaró emergencia internacional desde el 25/7. No hay una liga visible para informarse. No actualizan datos. A ESO SE LE LLAMA NEGLIGENCIA.

“La transmisión es principalmente por contacto estrecho (incluidas las relaciones sexuales) con personas infectadas’’. Eso es TODO lo que dice SSalud sin alertar a la comunidad LGBTI. Esto es discriminatorio para este colectivo. Palacio Nacional debe informar de manera clara y oportuna sin ningún sesgo moralista. López-Gatell afirmó que la enfermedad “causa poco daño”, que los síntomas se quitan en 21 días, es de baja letalidad y prevé que la enfermedad no se propague “extensamente”. ¿Entonces si las personas no corren peligro de muerte no hay que advertirlas? ¿Como afecta a una minoría tampoco merece su atención? Es infame.

López-Gatell tuvo su parte de culpa con las muertes de la pandemia. Eso ni hablar. Pero el verdadero responsable de tanto dolor y de la estrategia que se tomó es el Presidente porque sin su autorización los funcionarios cuatroteros no mueven un dedo. AMLO no se involucró directamente para enfrentar la pandemia como lo hizo Merkel, por ejemplo, y lo puso a él por delante, es maquiavélico.

La comunidad gay se hunde en la enfermedad, en la incertidumbre, en la desinformación y los niños pueden estar en riesgo. Ahora con 91 casos confirmados y 236 “probables”, hago responsables a López Obrador y a López-Gatell de lo que pase en México con esta enfermedad para la que hay pruebas, hay tratamiento, hay vacunas y es curable. Que conste. 

SIGUE LEYENDO: Trovador de cuarta

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir