Gabriela Sotomayor

La desaparición forzada en México no se ha frenado desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al poder. Las cosas van mal y podrían ir peor que en el sexenio de Felipe Calderón cuando esta práctica odiosa no se presentaba con esa intensidad desde los años de la Guerra Sucia.

Con motivo de la visita a México del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada (CED), hablé con Santiago Corcuera, uno de los expertos más reconocidos en el plano internacional y quien fue el primer mexicano en ocupar la presidencia del Comité.

Recordamos que el gobierno de Enrique Peña Nieto, a pesar de que Corcuera era presidente del CED y de su impecable trayectoria de derechos humanos en la ONU, no lo ratificó para continuar su labor.

 “En ese entonces la razón fue muy clara, el bloqueo venía de Sedena. En tiempos de EPN quise tener una conversación con el secretario de la Defensa, el general Salvador Cienfuegos y el mensaje fue que no tenía nada que hablar conmigo”, comenta.

Con AMLO ha habido dos oportunidades para proponerlo en el CED en 2019 y en 2021.  Pero la 4T tampoco lo postuló. Una lástima porque había pocos candidatos y hubiera sido elegido de manera automática. Al preguntarle por las razones Corcuera remarca: “En este sexenio no puedo decírtelo con esa claridad que con EPN, pero lo intuyo”.

Desde 2015 y 2018, el CED observó que México está sumido en una crisis de “desapariciones generalizadas” en gran parte del territorio y que la situación es gravísima. Razón por la cual pidió la visita. Aclara que “el CED pide la visita cuando la situación es muy grave y por eso solamente solicitó ir a México y a Irak”.

Para Corcuera “es excelente” la actitud que ha mostrado el subsecretario Alejandro Encinas con el CED y espera que la 4T cumpla con sus recomendaciones que “seguramente serán recetas para una curación de la terrible enfermedad de las desapariciones y la crisis en la que estamos sumidos”.

“Si no las cumple y sigue haciendo lo mismo que Calderón, pero peor, pues entonces esto no se va a solucionar”, afirmó.

Observa que en México no se cumple con la Convención que dice que nadie será sometido a la desaparición forzada y con casi 100 mil personas oficialmente reconocidas, la violación de este tratado “es espantosa, es de dimensiones descomunales”.

Además, las obligaciones del Estado sobre justicia están incumplidas “porque la impunidad no es generalizada en México en materia de desapariciones, la impunidad es prácticamente absoluta”.

Confía en que el CED elogiará los esfuerzos del Estado en cuanto a búsqueda, pero también va a resaltar “la crisis terrible con centenares de cuerpos sin identificar apilados en los servicios médicos forenses o enterrados en fosas”.

Considera que otro tema esencial es que “en 2018 el Comité pidió a México poner fin a la participación de las fuerzas armadas en labores de seguridad pública y adoptar medidas para irlas retirando paulatinamente de esas labores”.

“Creo que el Comité va a estar muy alarmado con la intención que tiene AMLO de transferir la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional y no retirar a las fuerzas armadas de esas labores, sino volverla una institución castrense y no una civil como lo establece la Constitución”.

“Yo creo que el Comité va a encontrar sumamente alarmante esta política continua de usar a las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública y en otras muchas otras tareas que ni siquiera a Calderón se le hubieran ocurrido”.

“Con AMLO la situación de la desaparición forzada es más grave que antes. El gobierno heredó esta crisis humanitaria en la que seguimos revolcados, pero López Obrador no ha adoptado las medidas necesarias para reducir la incidencia de este flagelo”.

“Y por eso siguen los índices tan altos, porque hace lo mismo que hacía Calderón: usar a las fuerzas armadas en labores de seguridad y esto provoca una espiral de violencia que más que una espiral se ha convertido en un tornado de efectos destructivos espantosos”, concluye.

La desaparición forzada es una tragedia en la que se hunden miles de familias sin esperanza de encontrar a sus seres queridos. Van de fosa en fosa, de hueso en hueso, buscando una respuesta que no llega por ningún lado. El sufrimiento que viven es inhumano. Si no se corrige el escenario será dantesco. Peor que con Calderón. 

Síguenos en @EjeOpinion

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir