Nanocuerpos, innovación que podría acabar con Covid-19

22 de Junio de 2024

Nanocuerpos, innovación que podría acabar con Covid-19

Promos_175_13

Existe además potencial para que se usen en el diagnóstico, creando pruebas altamente eficientes y rápidas.

Los llaman nanocuerpos para abreviar, pues el nombre completo sería nanoanticuerpos, y se trata de una tecnología innovadora que podría llegar a ser efectiva ante la pandemia de covid-19.

Como término informal, los nanocuerpos empezaron a adquirir fama apenas a finales de febrero de este año, pero en campos ajenos a la virología. Destaca un artículo de la Universidad de California en Irvine publicado en la revista Cell Reports, donde se usa el término “anticuerpos de dominio único” y en el que se buscaba utilizarlos para combatir a las neurotoxinas botulínicas, incluyendo al botox, que se han llegado a utilizan de manera ilegal como poderosas armas químicas.

Pero ya ahí se habla de hacer un “diseño racional de nanocuerpos bifuncionales y se los distingue de “los nanocuerpos ordinarios”, que son anticuerpos que se encontraron en el grupo de los camélidos (llamas, alpacas y camellos), y que son mucho más pequeños que los anticuerpos humanos y, por su alta estabilidad resultan ideales para su manejo.

Con el “diseño racional” se pretende mejorar y optimizar el, digamos, diseño tradicional de los nanocuerpos de camélidos.

Desde el 18 de abril, investigadores del proyecto Protein Production UK, que es liderado por el Instituto Rosalind Franklin (ubicado en la Universidad de Oxford), dieron a conocer que habían aislado nanocuerpos que se unen “con alta afinidad” a la proteína espiga (S) del virus SARS-CoV-2, y abrieron esta tecnología para que estuviera “ampliamente disponible para otros grupos de investigación de todo el mundo”.

Desde entonces estos nanocuerpos, que no son aún de diseño racional sino los que hizo el sistema inmune de unas llamas, se están utilizado para comprender mejor cómo se comporta el virus SARS-CoV-2 en el cuerpo humano y cómo las interacciones con fármacos.

También se están explorando como terapias en si mismos, ya que estos nanocuerpos “podrían usarse para crear ‘bloqueadores’ altamente específicos de la proteína S , que podrían contribuir a los tratamientos para COVID-19, al evitar que el virus SARS-CoV-2 se una a células humanas y causando infección”, señalaron los investigadores en un comunicado.

Alpacas contra el coronavirus

Hay ya algunos resultados prometedores, entre los cuales destaca el realizado por investigadores de Universidad Austral de Chile, la Universidad de Santiago de Chile, el Instituto de Filosofía y Ciencias de la Complejidad y la compañía, también chilena, Berking Biotechnology, en colaboración con instituciones de Australia, España y Alemania.

El equipo encabezado por Alejandro Rojas encontró un nanocuerpo (el W25) que “neutraliza potentemente” el SARS-CoV-2, tanto al “original” (el que surgió en Wuhan a finales de 2019) como a la variante D614G, que es la que actualmente se encuentra con más frecuencia en todo el mundo.

Esto “demuestra su potencial como agente antiviral”, escriben los autores. (Cobertura australiana)

Otro esfuerzo notable se desarrolló en la Universidad de Pittsburg, donde encontraron dos nanocuerpos que se unen con alta afinidad a diversas mutaciones de la proteína S del coronavirus; además probaron que no interfiere con 5,300 proteínas de membrana humanas. Por lo que también tiene un alto potencial.

Ambos desarrollos están aún en sus etapas iniciales (de hecho, las publicaciones son de los días 3 y 4 de septiembre), pero, con la velocidad con la que avanza la ciencia ante la pandemia, esta tecnología podría estar disponible en un futuro no muy lejano; es más, en vista del éxito que tuvieron los nanocuerpos de “diseño racional”, que en el caso de las neurotoxinas resultaron más eficientes que los naturales (en pruebas con ratones), quizá no falte mucho para que haya hasta nanocuerpos mejorados contra covid-19.

Te Recomendamos: