Compartir

Jorge Villalpando

Alrededor de 200 mujeres se reunieron en la calles Chimalpopoca y Bolívar, en la colonia Obrera de la Ciudaa de México para levantar un memorial en homenaje de los fallecidos en el lugar y cuyos 40 cuerpos no se pudieron recuperar, muchos de ellos de costureras, luego que un día antes se concluyeron las labores de rescate, tras el sismo de 7.1 grados Richter que sacudió el centro del país.

El lugar es otro en comparación al de hace dos días, donde cientos de voluntarios, rescatistas y autoridades buscaban afanosamente a la gente del edificio de cuatro plantas que colapsó. Hoy, prácticamente, ya no hay cascajo y este lugar es un lote baldío, con automóviles destrozados a un costado.

«Vivas o muertas. Nuestro cuerpo no es desecho», escribieron las activistas en una manta afuera del lugar que se encuentra custodiado por granaderos, aquellos con quienes han tenido confrontaciones en días anteriores.

Las activistas exigen a los hombres que se coloquen en la parte trasera de la movilización. Ellas buscan hacer un memorial, para recordar y no olvidar a las mujeres que nunca aparecieron, tras el segundo sismo más violento de los últimos 35 años.


La noche del viernes los ánimos se caldearon en el lugar debido a que ingresaría maquinaria pesada para remover completamente el cascajo que había quedado, pero los voluntarios exigieron una revisión física y verificar que ya no hubieran víctimas y  un presunto sótano, que se rumoró y al final se descartó su existencia.

En tanto, el embajador de Guatemala en México, Arturo Duarte Ortiz, reconoció que las autoridades consulares de su país tuvieron conocimiento de versiones, no confirmadas, de que entre las víctimas del derrumbe se encontraban obreras textileras provenientes de Centroamérica, contratadas de manera ilegal.

Sin embargo, una comitiva de la embajada fue recibida por los representantes de las empresas y autoridades quienes respondieron sobre las nacionalidades de los empleados.

El Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México informó que entre las víctimas se encontraban los cadáveres de mujeres de nacionalidad taiwanesa y el de un hombre de nacionalidad surcoreana. Ninguna de las víctimas era centroamericana.RB

Compartir