Jose Luis Camacho

Del contenido de la propuesta de paquete económico presentada por el Ejecutivo Federal el pasado 8 de septiembre, destaca que para el ejercicio fiscal de 2021 el desarrollo regional del Ramo 33 (aportaciones federales) no es prioritario y observa un importante recorte para las administraciones estatales y municipales, lo cual podría traer consigo un menor crecimiento estatal y por ende nacional para el año próximo.

Los fondos del Ramo 33, relacionados al impulso de las regiones del país registrarían un recorte, en términos reales, de 10 mil 317 millones de pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 propone que las aportaciones federales, que es el segundo ramo de mayor importancia en el gasto federalizado (44.8% del total), asciendan a 777 mil 843 millones de pesos, que serían 7 mil 983 millones menos respecto al PEF 2020.

El Ramo 33 se canaliza a rubros específicos como educación, salud, infraestructura social y seguridad pública, y entre los fondos que disminuirían se encuentran: Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y Demarcaciones Territoriales de la Ciudad de México, Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas y el Fondo de Aportaciones Múltiple; cada uno con un descuento de 4.5%.

Se trata de un duro golpe para las entidades federativas y municipios de México, pues en plena pandemia y crisis económica y de seguridad, la administración pública federal les cierra la llave y prácticamente les dice que se rasquen con sus uñas.

Y todavía se extrañan de que solo 10 entidades federativas salieran de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Con el actual gobierno federal, el desarrollo regional se ha limitado a la voluntad personal del Ejecutivo Federal, pues han dejado de ser prioridad los esquemas presupuestarios que promueven un crecimiento sostenido para diversas regiones de nuestro país.

En el PPEF 2021 los más castigados son los Estados y los municipios del país, a los que cada vez se les disminuye su fortaleza presupuestal.

Es inaceptable que la Federación destine gran parte de su presupuesto a proyectos y programas que en la actualidad poco sirven, dejando pasar la oportunidad de apostar por un crecimiento integral respetando las necesidades y atribuciones de los gobiernos locales.

En corto…

“No nos falta dinero, nos falta claridad, precisión, permanencia y seguridad en la inversión”. Luis Niño de Rivera Lajous, presidente de la Asociación de Bancos de México, ante senadores.

@jlcamachov

Compartir