Jose Luis Camacho

“Yo no traje la pandemia, no la trajo el presidente ni Donald Trump… pero todos, incluida la sociedad, somos responsables de disminuir la escalada de contagios y de frenar la mortandad”. Así de claro se ha expresado el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, ante la grave crisis que enfrenta el país por el covid-19.

Y no lo dice al aire, sino con plena consciencia y convicción, pues en el lejano mes de marzo fue de los primeros gobernadores en responder a la ola que estaba por azotar al país y, de manera inesperada, anunciar el cierre de las playas de Acapulco e implementar medidas que avizoraban el huracán que azotaría a su tierra.

Hoy el gobernador ha logrado sacar a un Guerrero convaleciente, en color naranja, pero listo para seguir avanzando.

Y no miente el gobernador Astudillo, pues reconoce con todas sus letras que la pandemia desnudó al sistema de salud estatal, pero también reconoce que supo actuar a tiempo, a fin de acondicionar hospitales y clínicas, equiparlos y dotarlos de medicamentos para atender a los pacientes contagiado por covid-19. En cuatro meses el gobierno de Guerrero hizo lo que no se había hecho en años.

Esa honestidad y franqueza es la que se requiere para gobernar, pues de lo contrario se vive en una simulación permanente, una que condena a las personas a la muerte, a los más pobres.

Juan Velásquez, el abogado de las instituciones

El egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM, Juan Velásquez, fue entrevistado por Fernando del Collado, en Milenio Televisión, y debo decir que demostró una vez más no solo ser un hombre sensible, coherente y sincero, sino también un hombre de instituciones y de lealtades.

Cuestionado sobre los diversos temas jurídicos y políticos que pululan en el ambiente, Juan Velásquez habló de forma objetiva sobre la difícil labor que enfrentan nuestras Fuerzas Armadas en aras de procurar la seguridad interior y la defensa del estado de derecho en México.

“Se les manda al matadero con las manos atadas” dijo al finalizar la entrevista, y no le falta razón. Son las mujeres y los hombres de nuestras Fuerzas Armadas los responsables de evitar que el caos impere en un país y en una sociedad cuyos valores se han degradado frente al poder del dinero y del crimen.

Nuestros militares requieren un marco constitucional y legal que les brinde las herramientas jurídicas para realizar las labores de las que hoy dependen el presente y futuro de México.

Juan Velásquez, el abogado de las instituciones mexicanas.

La próxima agenda legislativa en el Senado

A punto de iniciar un nuevo período de sesiones ordinarias en el Senado de la República –para el 1 de septiembre—, los temas previstos para el tercer año de la LXIV Legislatura son, entre los más destacados, la armonización de las leyes secundarias con la reforma en materia de nuevos delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa y expedición de las leyes secundarias en materia educativa, tanto para la educación superior como para ciencia y tecnología.

Sobre los temas enviados por el Ejecutivo Federal sobresale la eliminación del llamado “fuero” a servidores públicos, con reformas a los artículos 108 y 111 de la Constitución.

Los grupos parlamentarios tienen en su agenda una reforma en materia de reducción del financiamiento público a los partidos políticos, una expedición de la ley general de economía circular, reformas a la Ley General de Salud, en materia de prevención del suicidio, reforma integral al Poder Judicial y una reforma constitucional en materia de justicia digital, así como continuar con la profundización en la armonización en materia de paridad de género.

De igual forma, están pendientes las minutas en materia de reforma al Código Penal Federal, aumento de penas por violencia familiar y la reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en materia de violencia digital.

Pendientes también y no menos importantes se encuentran reformas al Código Penal Federal para tipificar delitos en materia de discriminación racial; la legislación para regular el uso de la cannabis, tema ampliamente debatido hasta en Parlamento Abierto, así como la legislación única en materia procesal civil y familiar.

Ni más ni menos.

@jlcamachov

Compartir