Jose Luis Camacho

La clausura del primer periodo de sesiones ordinarias de la 65 Legislatura fue precedida de hechos de gran trascendencia y significado, resultado de la labor de políticos visionarios que lograron marcar el rumbo y la agenda.

El primero de ellos es el triunfo del Partido Revolucionario Institucional en el liderazgo de Alejandro Moreno, quien señaló desde el 1 de septiembre que el diálogo debía privilegiarse en todo momento y en todos los temas, y el energético no es la excepción. El propio Morena y el PAN ya lo han reconocido.

La posición visionaria del tricolor definió la agenda y evitó que de manera apresurada e irreflexiva se  aprobara una reforma eléctrica dañina para el país.

A propuesta del PRI, en enero el Palacio Legislativo de San Lázaro será la sede en la que se escucharán todas las voces de especialistas, académicos, servidores públicos y políticos de todos los espectros y corrientes del pensamiento.

Veremos los resultados.

El segundo es el acercamiento entre el PAN y Gobernación, particularmente en los temas energéticos y electorales, lo cual consolida la posición del PRI-PAN-PRD como una alianza opositora negociante y sólida, logrando que el movimiento en el poder negocie y corrija los proyectos de reforma que constituyen auténticos actos de inconstitucionalidad.

Estos dos hechos antecedieron la clausura del primer periodo de la Legislatura que ha revivido y promete grandes logros para el país.

Al tiempo.

@jlcamachov

Síguenos en @EjeOpinion

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir