Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

La renuncia de Clara Luz Flores al PRI se dio porque su partido se decantó por Adrián de la Garza, el alcalde de Monterrey que tiene detrás de él la maquinaria política de Rodrigo Medina, el exgobernador de Nuevo León, quien está encabezando el power detrás de don Adrián.

Aunque no es un mal candidato, dicen los que saben, ha provocado molestias entre los aspirantes y las posibilidades de que se den sorpresas conforme se vaya acercando el momento de las definiciones. Por eso no le quiten la mirada a Ildefonso Guajardo, a quien el PRI ha relegado.

Compartir