Jose Luis Camacho

Desde el 19 de marzo pasado, la actividad ordinaria en la Cámara de Diputados se vio interrumpida por la pandemia, pero también por ciertos grupos que se negaron a sesionar para atender la grave crisis sanitaria y económica que ya se asomaba.

Mientras grupos parlamentarios minoritarios pedían atender los ajustes económicos que requiere el Presupuesto de Egresos de la Federación de este año para redireccionar las prioridades en hospitales, medicamentos, equipo sanitario y promoción de la actividad económica, se toparon con la negativa y la cerrazón a hacerlo.

De ahí que la Presidenta de la Cámara de Diputados, la parlamentaria Laura Rojas, tuviera que dar por clausurado el periodo ordinario el pasado 30 de abril.

Sin embargo, ha habido un cambio de señales desde Palacio Nacional y ahora pareciera que sí se quiere un extraordinario.

Tras lo dicho por primer mandatario, la Presidenta de los Diputados de inmediato dijo coincidir con la necesidad de realizar sesiones extraordinarias, lo cual seguramente sucederá la semana entrante, que se antoja de intensa actividad y definiciones.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, tras reunirse con empresarios y secretarios de Estado, ha declarado que se requieren seis nuevas leyes para ajustar el marco normativo mexicano con los nuevos requerimientos del T-MEC, lo cual tiene que suceder antes del 1 de julio próximo.

Y tratándose de leyes federales, es necesario que no sólo el Senado las apruebe, sino también la Cámara de Diputados.

Por tal motivo, la Diputada Laura Rojas ha dicho que se analizará el protocolo de seguridad para que las y los 500 diputados federales sean convocados a un extraordinario y se atiendan no sólo los temas del T-MEC, sino también los que urgen a millones de mexicanos en materia de salud y economía.

Iniciativa Monreal

La iniciativa del senador Ricardo Monreal Ávila, también líder de la bancada de Morena en el Senado, tiene como propósito “mejorar la calidad y funcionalidad de los servicios, ya que tener en un solo instituto a los tres organismos hará que los ciudadanos cuenten con mejores servicios”.

Ante la polémica desatada, a lo largo de ayer en diversas entrevistas radiofónicas y mensajes por redes sociales, Monreal señaló que su iniciativa está inspirada en el modelo español, el cual –asegura—ha arrojado resultados positivos.

Se trata de reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución teniendo como eje central fusionar a los órganos reguladores de las instancias que proporcionan los servicios de telecomunicaciones y energía, puesto que éstos comparten infraestructura, insumos básicos y cadenas de producción complejas.

Monreal ha explicado que dicha iniciativa la ha venido trabajando desde 2019 y que por diversas circunstancias no ha sido llevada al pleno. Asegura que de crearse el Instituto Nacional de Mercados y Competencias, éste será un órgano autónomo.

Monreal Ávila, político de gran habilidad y astucia, ha externado que no está cerrado a escuchar todas las voces en un amplio Parlamento Abierto para enriquecer su iniciativa y lograr un buen acuerdo.

El General Benito Medina

El también diputado federal y presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, Benito Medina Herrera, ha sido enfático al señalar que con el Ejército en las calles está garantizado el respeto a los derechos humanos de la población.

“Tenemos una dirección específica y contacto con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que todo el personal militar conozca y observe los preceptos de derechos humanos, que están perfectamente bien introyectados en todas las unidades del Ejército”.

El General Medina deja en claro que ante la inseguridad que padece el país en diversos puntos del territorio nacional, no queda más recurso que las Fuerzas Armadas para la protección de la población. No obstante, recalca que se necesita reglamentar las actividades para que haya certeza jurídica para las y los militares, así como la población civil.

La solidaridad de Patricio Borghetti

Hombre del deporte y del mundo televisivo, Patricio Borghetti ha demostrado ser también un protagonista de la solidaridad y de la empatía, pues tras contagiarse de SARS-Cov-2 y salir bien librado, no ha cesado su ímpetu por ayudar a quien pueda y su visita a hospitales públicos de la CDMX y del centro del país es recurrente para donar plasma y auxiliar a equipo médico y personas contagiadas para salir adelante.

Un ejemplo para seguir y reconocer en toda la extensión de la palabra. ¡Gracias!

@jlcamachov

Compartir