Compartir

Manuel Lino / 
LOS INTANGIBLES

Un equipo de investigación identificó a un coronavirus estrechamente relacionado con el SARS-CoV-2, que está causando la actual pandemia de Covid-19 en una serie de muestras que fueron tomadas hace más de una década en dos ejemplares de la especie llamada murciélagos de herradura de Shamel (Rhinolophus shameli) en Camboya. 

Los antepasados ​​más cercanos del SARS-CoV-2 conocidos hasta la fecha se han encontrado en murciélagos que viven en cuevas en Laos, por lo que el nuevo descubrimiento, reportado ayer en la revista Nature Communications, indica que los coronavirus relacionados con el causante de Covid-19 tienen una distribución geográfica mucho más amplia de lo que se pensaba hasta ahora y respalda la hipótesis de que la pandemia se originó por la propagación de un virus que normalmente afecta a murciélagos.

El hallazgo también sugiere que los virus relacionados con el SARS-CoV-2 probablemente circulan a través de múltiples especies de murciélagos del género Rhinolophus, por lo que hace falta hacer más muestreo en el sudeste asiático, en especial Myanmar, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam, así como las provincias de Yunnan y Guangxi de China. 

Lucy Keatts, del Programa de Salud de la Wildlife Conservation Society (WCS) y coautora del estudio dijo que el sudeste asiático alberga una gran diversidad de vida silvestre, de la cual “existe un extenso comercio” que pone a los humanos en contacto directo con animales que pueden estar infectados con virus similares al causante de la Covid-19. 

Amenaza doble. Los cambios en el ecosistema pueden aumentar el riesgo de contagios de animales a humanos.

Además, señaló Keatts en un comunicado de prensa, esa región “está experimentando cambios dramáticos en el uso de la tierra, como el desarrollo de infraestructura, el avance urbano y la expansión agrícola, que pueden aumentar los contactos entre murciélagos, otros animales salvajes, animales domésticos y humanos”. 

Junto con los murciélagos, los autores señalan que otros animales como pangolines, o ciertas especies de gatos, civetas y comadrejas que se encuentran en esta región, son fácilmente susceptibles a la infección por SARS-CoV-2 y podrían representar huéspedes intermediarios para la transmisión del virus a los seres  humanos.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir