Compartir

Redacción ejecentral

En una clara violación a la Constitución mexicana y a la Ley Federal del Trabajo, altos directivos del brazo comercializador de Petróleos Mexicanos (Pemex) se reunieron ayer en la emblemática Torre de Pemex, en la Ciudad de México, para definir qué porcentaje de su aguinaldo “donarán voluntariamente” a la fuerzas de la República Austera del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Para evitar las fugas de información, los altos directivos de P.M.I. Comercio Internacional, S.A. de C.V. decidieron reunirse en la casa de Pemex, ubicada en la Avenida Marina Nacional, en la Ciudad de México, para ajustar ya sea al alza o a la baja la cuota mínima a exigir a los trabajadores.

Previo a esta reunión convocada a las 17:00 horas, a realizarse entre el nivel 20 y 22 de la Torre, la primera propuesta refería que los trabajadores donen entre cerca de 400 pesos (18 dólares) o el máximo de 16 mil 222 pesos (es decir 813 dólares), reveló a ejecentral una fuente enterada de la reunión y del documento elaborado previamente con 31 tabuladores para las “donaciones”, que consultó este periódico. 

Estos montos que se pretenden pedir a los trabajadores equivalen al 37% de su aguinaldo.

El malestar es generalizado, pero silencioso, porque temen represalias. Nadie está dispuesto, sostuvo la fuente, a “donar voluntariamente el aguinaldo’’. Aunque tampoco quieren acudir a las autoridades laborales.

ejecentral consultó a los voceros de la empresa productiva del Estado; sin embargo no obtuvo respuesta.

La medida solicitada por la filial de Pemex causó molestias en una buena parte de las 300 personas que trabajan en la empresa privada, una sociedad anónima de capital variable, y que es la encargada de comercializar miles de millones de barriles de petróleo. 

El PMI que tiene oficinas en las ciudades de México, Houston y Singapur; además, en 2019 comercializó a una veintena de clientes en el mundo, el 65.8% de toda la producción de la petrolera.

Es una empresa privada como la que tiene la concesión para operar el puerto de Veracruz por 100 años, es una compañía que, de la mano de Shell Oil Company, son propietarias al 50% cada una de las acciones de la refinería de petróleo en Deer Park, Texas.

La compañía también es la que exigió a sus empleados reembolsar la “Participación de los Trabajadores en las Utilidades” (PTU). 

Incluso, el periódico El Financiero publicó que la petrolera pidió la renuncia del funcionario que autorizó el citado reparto. 

Los directivos de la empresa productiva del Estado pretenden fijar los descuentos que se harán a fin de año a los empleados, que por ahora representan, en algunos casos, hasta el 37% de su salario

¿sabías que? Los funcionarios pidieron a los empleados de Pemex de 400 a 16 mil pesos por concepto de “donaciones”

Compartir