Compartir

Redacción ejecentral
Foto: Archivo

Foto: Archivo

En una carta dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, periodistas de Guerrero pidieron garantías para ejercer sus actividad laboral, ante la violencia que enfrentan día a día en la entidad.

La carta dirigida también al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; Raúl Cervantes Andrade, procurador General de la república, Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero.

Los firmantes del documento condenan los asesinatos, desapariciones y agresiones de los periodistas que se han registrado a lo largo del país. Los familiares y gremio de de Guerrero manifestaron desconocer avances en las investigaciones.

En el texto exigen se informen los avances de los casos de periodistas desaparecidos así como el caso de los reporteros que hace algunos días fueron retenidos y despojados de sus equipos de trabajo por un grupo armado en la zona de Tierra Caliente.

Por ello exigieron al Estado que se resuelvan todos los asesinatos de los  periodistas; se otorguen garantías para ejercer la labor periodística; añadir representaciones regionales y estatales  de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión.

Aquí el texto íntegro

C. Lic. Enrique Peña Nieto,
Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos;

C. Lic. Miguel Ángel Osorio Chong,
Secretario de Gobernación;

C. Dr. Raúl Cervantes Andrade,
Procurador General de la República;

C. Lic. Luis Raúl González Pérez,
Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos;

C. Héctor Astudillo Flores,
Gobernador Constitucional del Estado de Guerrero;

Sociedad en general:

Los periodistas que suscriben el presente documento condenamos todos los asesinatos, desapariciones y agresiones de los compañeros que se han registrado a lo largo y ancho del país, especial y lamentablemente los que han ocurrido en nuestro Estado de Guerrero en donde familiares y gremio en general desconocen los avances de sus investigaciones.

Los periodistas de Acapulco nos hemos sumado a la indignación del gremio, a nivel nacional, por los últimos siete asesinatos ocurridos en diversas entidades del país y, al mismo tiempo, el esclarecimiento de sus crímenes:

Cecilio Pineda Birto, asesinado el 2 de marzo en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato, Guerrero.

Ricardo Monlui, asesinado el 19 de marzo en Veracruz.

Miroslava Breach, asesinada el 23 de marzo en Chihuahua.

Maximino Rodríguez, asesinado el 15 de abril en Baja California Sur.

Filiberto Álvarez, asesinado el 29 de abril en Morelos.

Javier Valdez, asesinado el 15 de mayo en Sinaloa.

Jonathan Rodríguez, asesinado el 15 de mayo en Jalisco.

En los dos últimos sexenios han sido asesinados 162 periodistas, de los cuales 111 ocurrieron en el régimen de Felipe Calderón Hinojosa y 51 en el presente sexenio de Enrique Peña Nieto.

En Guerrero, han sido asesinados José Luis Nava Landa, José Antonio Godoy Mena, Martín Ortiz Moreno, Rigoberto Coria Ochoa, Jesús Abel Bueno León, Pedro Valle Hernández, Rafael Villafuerte Aguilar, Misael Tamayo Hernández, Amado Ramírez Dillanes, Jean Paul Ibarra Ramírez, Juan Carlos Hernández Mundo, Juan Daniel Martínez Gil, Jorge Ochoa Martínez, Evaristo Pacheco, Juan Francisco Rodríguez Ríos, María Elvira Hernández Galeana, David Araujo Arévalo, Miguel Ángel Guzmán Garduño, Alfredo Lobato Castro, Jorge Torres Palacios, Francisco Pacheco Beltrán y Cecilio Pineda.

Siguen en calidad de desaparecidos Leodegario Aguilera Lucas y Marco Antonio López Ortiz.

El pasado 14 de mayo un centenar de hombres armados, encapuchados y portando armas de grueso calibre, quienes montaban un retén en una de las carreteras de Tierra Caliente, retuvo durante 15 minutos a Sergio Ocampo, corresponsal de La Jornada; Ángel Galeana, reportero de Grupo Imagen; Alejandro Ortiz, del portal Bajo Palabra; Jair Cabrera, colaborador de La Jornada; Jorge Martínez, de la agencia Quadratín; Hanz Musielik, de Vice, y Pablo Pérez, de Hispano Post, a quienes robaron sus instrumentos de trabajo y un vehículo.

De todos ellos, sin prejuicio alguno en los casos arriba señalados y sin ser objeto de la criminalización inmediata, exigimos se nos otorgue información de cuál es el resultado de las investigaciones en torno a sus asesinatos, desapariciones y agresiones.

Preocupados por el entorno de violencia que vulnera la actividad periodística no solamente en la cobertura de los eventos policíacos sino en cualquier evento noticioso, los periodistas de Acapulco estamos atentos al desarrollo de las diversas acciones que se realizan tanto por compañeros como por el Estado en el ánimo de prevenir más atentados contra la vida de los comunicadores y el libre ejercicio periodístico.

Por consiguiente, con relación a las propuestas planteadas por el titular del Ejecutivo de la Federación, nos permitimos hacer el siguiente
PRONUNCIAMIENTO:
1.- Antes de responder con burocracia y promesa de dinero para los mecanismos fallidos de protección, los periodistas exigimos al Estado mexicano la obligación para que se resuelvan todos los asesinatos ocurridos en agravio de compañeros comunicadores.

2.- Exigimos a todos los órdenes de gobierno se otorguen las garantías para el libre ejercicio periodístico.

3.- Exigimos también que, en el establecimiento de cualquier esquema nacional de coordinación con las entidades federativas y el establecimiento de protocolos de acción, se sumen comisiones de periodistas para que se tenga la información de seguimiento en investigación de primera mano.

4.- Añadir representaciones periodísticas, regionales, estatales y nacionales, a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión.

5.- En las propuestas presidenciales para la prevención de agresiones a periodistas, sugerimos que se tomen experiencias realizadas en otros países para que aporten una mayor capacitación a todos los que sean necesarios.

6.- Al C. gobernador del Estado, licenciado Héctor Astudillo Flores:

Le solicitamos formalmente la celebración una mesa de trabajo con la presencia de la Fiscalía General del Estado, la delegación de la PGR y/o representante de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, la Comisión Estatal de Defensa de Derechos Humanos en Guerrero y la secretaria de Desarrollo Social para conocer los avances de todos aquellos casos de asesinatos, desapariciones y agresiones contra periodistas que se han registrado en el Estado de Guerrero.

Solicitamos la realización de acciones inmediatas de apoyo, a través de la Sedesol, a las familias directas de los periodistas que han sido asesinados porque son los que, desafortunadamente, siempre quedan al garete en este tipo de situaciones lamentables.

Pedimos que en la creación de Fiscalías especializadas en estados se puedan integrar a comisiones de periodistas y adecuar los protocolos de seguridad en torno a la región en que habiten los periodistas afectados y sus familias.

Igualmente, pedimos instruya a la Secretaría de Desarrollo Social lo conducente para iniciar la reestructuración a fondo del Fondo de Apoyo a los Periodistas que constituye una herramienta única a nivel nacional para los comunicadores.

7.- Reiteramos que los periodistas no entendemos el significado del concepto de “fortalecer mecanismos de contacto y diálogo con la sociedad civil” ya que nuestro quehacer diario es con esa misma sociedad.

8.- Estamos ciertos que la situación actual de violencia es de índole nacional, con características propias en cada entidad federativa, y por consiguiente no podemos soslayar la activación de protocolos personales de cada periodista no solamente para prevenir cualquier atentado sino como actuar en consecuencia.

Sin embargo, esa situación de zozobra no debe orillar a callarnos.

No al silencio. Ni un periodista más.

Por un libre y seguro ejercicio periodístico.

Compartir