Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

Una potencial vacuna contra el coronavirus en Estados Unidos, inició hoy los ensayos en humanos, anunciaron las compañías farmacéuticas Pfizer y BioNTech Unidos el lunes pasado. Si las pruebas son exitosas, la vacuna podría estar lista para uso de emergencia en septiembre, informó hoy el diario The New York Times.

“Las dos empresas están desarrollando conjuntamente una vacuna basada en material genético conocido como ARN mensajero, que lleva las instrucciones para que las células produzcan proteínas. Al inyectar un ARN mensajero especialmente diseñado en el cuerpo, la vacuna podría decirle a las células cómo producir la proteína espiga del coronavirus sin realmente enfermar a una persona”, refiere el Times.

Debido a que el virus generalmente usa esta proteína como clave para desbloquear y hacerse cargo de las células pulmonares, la vacuna podría entrenar a un sistema inmunitario saludable para producir anticuerpos que permitan combatir una infección. La tecnología también tiene la ventaja de ser más rápida de producir y tiende a ser más estable que las vacunas tradicionales, que usan cepas de virus debilitadas.

Moderna, Inovio, CanSino y varias otras compañías farmacéuticas, están probando enfoques similares, algunos de los cuales comenzaron la primera fase de pruebas en humanos hace unas semanas. Es importante conocer que ninguna vacuna hecha con esta tecnología para otros virus, ha llegado al mercado global.

›El Times señala que Pfizer y BioNTech inyectaron a los primeros voluntarios humanos con su vacuna candidata, llamada BNT162, en Alemania el mes pasado. La inyección experimental se administró a sólo 12 adultos sanos, aunque el ensayo finalmente se ampliará a 200 participantes.

Esfuerzo mundial

Los esfuerzos en todo el mundo para conseguir la vacuna contra la Covid-19, enfermedad que hasta el momento ha infectado a 3.6 millones de personas y matado a 255 mil, se han incrementado en la última semana. 

El domingo pasado, laboratorios Roche obtuvo una aprobación de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), para una prueba de anticuerpos que determina si las personas han estado alguna vez infectadas con el nuevo coronavirus, dijo el domingo el fabricante suizo de medicamentos.

Thomas Schinecker, jefe de diagnósticos de Roche, informó que la compañía tiene como objetivo duplicar la producción de pruebas, de unos 50 millones al mes a más de 100 millones al mes, para finales de año.

Una campaña respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero desairada por Estados Unidos, obtuvo hasta este martes ocho mil 100 millones de dólares para apoyar el desarrollo de una vacuna. “Fue una demostración poderosa e inspiradora de solidaridad global”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

Un centenar de proyectos de vacunas están en marcha en el mundo, diez en fase de ensayos clínicos, según la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

Por su parte, el Departamento de Estado insistió en que Estados Unidos lidera la respuesta global, con un desembolso mayor a 1.000 millones de dólares junto con las farmacéuticas para una vacuna. 

Ensayos. Un laboratorista observa las células de riñón de mono mientras realiza una prueba de una vacuna experimental para Covid-19 dentro del laboratorio Cells Culture Room, en las instalaciones de Sinovac Biotech en Pekín, China. 

Compartir